Jordan Díaz, de los Juegos Olímpicos de la Juventud a por la gloria absoluta

Jordan Alejandro Diaz Fortun de Cuba celebra tras establecer un nuevo récord de JOJ y ganar el oro en salto triple en Buenos Aires 2018. (Imagen por Marcelo Endelli/Getty Images)
Jordan Alejandro Diaz Fortun de Cuba celebra tras establecer un nuevo récord de JOJ y ganar el oro en salto triple en Buenos Aires 2018. (Imagen por Marcelo Endelli/Getty Images)

Representando a una Cuba con tradición en los saltos, el triplista Jordan Díaz, campeón en Buenos Aires 2018, llevará sus ambiciones y credenciales de candidato a Tokio 2020 este verano

Pese a un 2020 casi nulo para Jordan, el joven atleta cubano irá a la capital nipona respaldado por sus tremendas andanzas en las categorías sub 18 y sub 20.

El nacido en La Habana hace 19 años (23 de febrero de 2001) descubrió el atletismo cuando era niño. Pero no fue hasta después de probar (y destacarse en) el salto alto y luego el largo que dedicó su talento al triple. En esta disciplina más que saltar llegaría a volar, y tan alto como para tocar la gloria en los grandes escenarios de las categorías por las ha pasado.

Con apenas 16 años, en 2017 sorprendió en los Mundiales Sub 18 de Nairobi. Ya de entrada, sus 16,66 metros de marca personal le hacían candidato al título, pero nadie se imaginaba qué tan lejos podrían llevarlo sus largas piernas. En su tercer intento voló 17 metros, nuevo récord de campeonato y con eso había cumplido sus expectativas. Pero no paró allí, sino que fue 30 centímetros más lejos.

Entonces, Jordan dijo para World Athletics: "[El entrenador] Ricardo (Ponce) seguía diciéndome que podía alcanzar 17 metros, y yo decía que no había forma, que 17 metros era muy lejos. Pero una vez en La Habana quedé cerca y pensé, ahora creo que soy capaz de lograrlo”.

Los 17,30 m le dieron el oro en la cita ecuménica, su mejor marca personal (hasta entonces) y el récord del mundo de la categoría, sucediendo a su compatriota Lázaro Martínez (17,24 m).

La tradición continúa

Al año siguiente, Jordan extendió sus palmarés, récords y la tradición cubana en los saltos.

Batió dos veces su plusmarca universal de la categoría, fijada hasta hoy en 17,41 m. Y aunque en el Mundial Sub 20 de Tampere (Finlandia) solo saltó 17,15 m (récord de campeonato), le bastó para llevarse el oro y suceder como rey de la prueba a sus compatriotas Pedro Pablo Pichardo (2012) y Lázaro Martínez (2014-2016).

Con 17,14 (y 17,04) m también saboreó la gloria Olímpica, en los Juegos Olímpicos de la Juventud (JOJ) de Buenos Aires 2018, imponiéndose con soltura. “Quiero ganar los campeonatos mundiales absolutos. Tienes que entrenar y dar lo mejor”, sostuvo luego.

Además, subió al podio en el Campeonato Nacac y los Juegos Centroamericanos y del Caribe.

El salto a la categoría mayores

En 2019, antes de dar el salto hacia las competiciones de mayores, con 18 años voló hasta los 17,49 m, quedando a un centímetro del récord sub 20 de Volker Mai, vigente desde 1985.

Tras llegar a lo más alto en las categorías formativas, a los 18 años Jordan experimentó, con cierto éxito, su vuelo entre los grandes nombres. En los Juegos Panamericanos de Lima 2019 se llevó su primera medalla en la categoría absoluta, con un salto de 17,38 m, quedando detrás del estadounidense Omar Craddock (17,42 m). Luego, resultó octavo en los Mundiales absolutos de Doha 2019, con sus 17,06 m.

Taylor, una inspiración

En Doha compartió escenario con una leyenda viviente del triple, como el estadounidense Christian Taylor, dos veces campeón Olímpico, y alguien a quien el joven admira.

Portugal, el inicio del camino a Tokio

Aunque en 2020 solo pudo competir una vez antes que la pandemia de la Covid-19 paralizara el calendario deportivo mundial, fue suficiente para anotar su nombre una vez más en la historia del atletismo con el tercer mejor registro sub 20 bajo techo de todos los tiempos (17,07 m).

Ya en el año Olímpico, el camino a Tokio comenzó en Portugal para Jordan y sus compañeros de selección. Con una mejor marca personal que en los pasados Juegos le hubiera significado el cuarto puesto, de lograr volver a su mejor versión en los meses que quedan para Tokio, Jordan se perfilará como un candidato al podio.