Jenny Egan: "En 10 años, espero que no hablemos de igualdad de género en el deporte"

La atleta del equipo de Irlanda, Jenny Egan, se prepara para competir en los Juegos Europeos de Minsk. (Foto de David Fitzgerald/Sportsfile)
La atleta del equipo de Irlanda, Jenny Egan, se prepara para competir en los Juegos Europeos de Minsk. (Foto de David Fitzgerald/Sportsfile)

La sensación del piragüismo en sprint por Irlanda, Jenny Egan, ha ganado medallas en el Campeonato del Mundo, el Europeo y la Copa del Mundo, y ocupa el puesto número 1 del mundo en el K1 5000 m. Con Tokio 2020 habló sobre crecer en el agua, los Juegos Olímpicos del próximo año y su papel para aumentar la visibilidad de las mujeres en el deporte

Jenny Egan preferiría no estar haciendo esta entrevista con Tokio 2020.

No porque no quiera hablar (Egan cree que en este momento aprovechar todas las oportunidades de publicidad es importante). Y no porque no tenga algo que decir (su experiencia hace que sea una autoridad en los temas de los que habla).

Pero no mantener esta conversación significaría que la sociedad está en un lugar mucho mejor de lo que está hoy.

"En los próximos 10 años, espero que no hablemos de mujeres en el deporte", explica Egan.

"Espero que no haya necesidad de grandes campañas para aumentar la visibilidad, aumentar la participación o aumentar la asistencia a los partidos por parte de mujeres. Simplemente será normal".

Quizás en 10 años, la conversación se podrá centrar en su vida como atleta, algo que sería fácil, dada su impresionante lista de logros. Después de todo, es la primera ganadora de una medalla en el Campeonato Mundial de piragüismo en sprint senior de Irlanda, la primera ganadora de una medalla en el Campeonato Europeo de piragüismo en sprint senior y la primera ganadora de una medalla en la Copa del Mundo de piragüismo en sprint.

Pero por ahora, estas conversaciones son importantes. Un paso necesario para lograr la igualdad y, como resultado, oportunidades para mujeres atletas de todo el mundo.

Visibilidad la clave para progresar

Como la única representante de las deportistas en el Comité Directivo de Sport Ireland, la autoridad encargada del desarrollo del deporte en su país, y una de las 20 atletas femeninas seleccionadas para formar parte de la campaña 20x20 (una iniciativa que tiene como objetivo lograr un aumento del 20% en la cobertura de los eventos femeninos por parte de los medios, la participación femenina en el deporte y la asistencia a eventos deportivos femeninos), Egan está a la vanguardia del movimiento por la igualdad de género en el deporte.

Y si hay un catalizador para el cambio que está ansiosa por abordar, se puede resumir en una palabra: visibilidad.

"Si quieres abrir puertas, tienes que ser visto. Y para inspirar a la próxima generación de atletas, las mujeres deben estar a la vista del público tanto como los hombres", explica.

"Siempre digo que como embajadora de nuestro deporte, deberíamos aprovechar cualquier oportunidad que podamos dentro de los medios de cualquier tipo para tratar de publicitar nuestra disciplina y dejar que la gente la conozca mejor".

"Porque la visibilidad es clave para ayudar a la próxima generación de atletas".

Y no se trata solo de visibilidad en términos de competiciones y resultados. Egan cree que es igual de importante contar las historias de las atletas femeninas, para que el público pueda identificarlas e interactuar con ellas a lo largo de sus carreras.

"Si un niño o una niña me ve a mí u otra atleta femenina compitiendo, y nos ven ganar medallas en el campeonato mundial, dirán 'Wow, si ella puede hacerlo, yo puedo hacerlo'".

"Es por eso que me apasiona tratar de transmitir la historia de mi vida hasta ahora, solo para que sea normal ver que solo soy una persona normal y que lo que he logrado es posible para cualquiera que quiera alcanzarlo".

Por supuesto, hay más en el deporte que las atletas. Las mujeres en todas las áreas del deporte deben ser visibles para que se pueda ver una representación justa en las áreas de gestión y liderazgo.

"Se trata de conseguir la visibilidad de las mujeres en todas las áreas del deporte. Visibilidad de las líderes en el deporte, visibilidad de las entrenadoras en el deporte", apunta.

"No tienes que ser un atleta para participar en el deporte. Es posible que quieras ser un entrenadora, es posible que quieras ser una gerente de equipo, es posible que quieras ser la presidenta de una institución".

"Se trata de demostrar que hay un lugar para las mujeres en todos los aspectos del deporte".

Piragüismo en la sangre

Para contar la historia completa del ascenso de Egan a la cima, hay que empezar por el principio.

"Soy una persona normal. He estado involucrada en el piragüismo toda mi vida y lo que he logrado no ha sucedido de la noche a la mañana", cuenta.

"La gente piensa: 'Dios, lo está haciendo muy bien'. Pero este ha sido un largo viaje, y ha sido un viaje increíble".

De hecho, Egan ha estado cerca del agua desde antes de que naciera. Su madre también era piragüista y remaba mientras estaba embarazada.

“Mi madre entrenaba cuando estaba embarazada. Eso fue hace 33 o 34 años”, recuerda.

“Mi madre compitió por Irlanda en algunas regatas. Fue definitivamente una pionera en ese momento. En aquel entonces era un mundo muy diferente".

Egan se sentó por primera vez sola en una canoa cuando tenía tres años y hizo su primera carrera en Nottingham, Inglaterra, cuando tenía ocho años. Cuando era adolescente, se convirtió en la campeona británica de maratón y sprint en la categoría de menos de 14 años. Eso marcó un punto de inflexión para ella como atleta, ya que decidió centrarse en competir en canoa por encima de sus otros intereses.

El éxito siguió. Aunque también hubo decepciones, como perderse Londres 2012 por un solo lugar y Río 2016.

Pero las decepciones son algo que Egan siente que son una parte esencial para lograr sus objetivos.

"En el deporte, tienes muchas más decepciones que éxitos. Se trata de cómo lidiar con esas decepciones para lograr los objetivos".

Y con Tokio en el horizonte, Egan estaba teniendo una temporada estelar en 2019, ganando dos medallas de la Copa Mundial de piragüismo en sprint de la Federación Internacional de Canoa (ICF) y quedando cuarta en los Juegos Europeos en Minsk, Bielorrusia. Sin embargo, el aplazamiento de los Juegos hasta 2021 significa que sus ambiciones Olímpicas están, por ahora, en espera.

Pero como embajadora, el trabajo de Egan continua a buen ritmo.

Maternidad y más allá

En los últimos tiempos, Sports Ireland ha demostrado ser una institución líder en términos de igualdad de género. Egan cree que se ha hecho trabajo excepcional.

"No puedo decir suficientes cosas buenas sobre ellos, son geniales", dice. “Creo que los deportes para mujeres en Irlanda han hecho grandes avances. Y se trata de mantener ese impulso".

Un ejemplo de los avances que han logrado ha sido su política de maternidad, que ha visto a Sport Ireland comprometerse a financiar a las atletas embarazadas durante 12 meses. Es una política que ha tenido impacto en todo el mundo y algo de lo que Egan está extremadamente orgullosa.

"Hemos visto ahora que muchas mujeres están teniendo bebés y regresan y compiten y alcanzan niveles que ni siquiera habían alcanzado antes de tener hijos. La positividad que proviene de eso es inmensa”, explica.

"Hacer que Sport Ireland las ayude durante el embarazo y luego regresar a la competición: es inmenso y muy importante que las atletas tengan ese apoyo".

Otra área en la que Sport Ireland ha demostrado su compromiso con la igualdad de género es su política para financiar a atletas de forma individual.

“Dentro de los deportes individuales, obtenemos los mismos fondos, lo cual es sorprendente. Y nos tratan como iguales porque competimos en los mismos campeonatos mundiales de forma individual, competimos en los mismos campeonatos europeos, las mismas copas mundiales".

Los juegos más equilibrados de género de la historia

Egan aún no ha conseguido su boleto para Tokio, pero mantiene la esperanza de que competirá en los Juegos Olímpicos del próximo año en los que habrá equilibrio de género con 48.8% de competidoras.

"Eso es lo bueno de los atletas que participan en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Serán los Juegos con mayor equilibrio de género de la historia", exclama Egan.

"Y cuando las Olimpiadas ocurren cada cuatro años, es un espectáculo. La gente se engancha tanto con las historias de los atletas y la gente ama los Juegos Olímpicos".

Pero a pesar de que Tokio 2020 será histórico en términos de igualdad de género, Egan se esfuerza por enfatizar que estos cambios no pueden limitarse a un solo evento.

"Es asombroso. Pero esa visibilidad debe estar siempre ahí, no solo cada cuatro años, sino todos los años".

"Es importante que la gente pueda ver que las cosas no han sucedido de la noche a la mañana".