Hugo Calderano: la potencia de Brasil para Tokio 2020

RIO DE JANEIRO, BRASIL - 7 DE AGOSTO: Hugo Calderano de Brasil se toma una selfie con los seguidores después de ganar un partido de la segunda ronda contra Par Gerell de Suecia en el día 2 de los Juegos Olímpicos de Río 2016 en Riocentro - Pabellón 3 el 7 de agosto, 2016, en Río de Janeiro, Brasil. (Foto de Mike Ehrmann/Getty Images)
RIO DE JANEIRO, BRASIL - 7 DE AGOSTO: Hugo Calderano de Brasil se toma una selfie con los seguidores después de ganar un partido de la segunda ronda contra Par Gerell de Suecia en el día 2 de los Juegos Olímpicos de Río 2016 en Riocentro - Pabellón 3 el 7 de agosto, 2016, en Río de Janeiro, Brasil. (Foto de Mike Ehrmann/Getty Images)

En un deporte dominado en gran medida por los chinos, Hugo Calderano es un caso atípico. Ha roto el techo de cristal del ranking mundial de la ITTF en tenis de mesa y es el primer brasileño (y latino) en alcanzar el número 6 del mundo, un lugar que ha ocupado desde 2018.

"He estado en la cima desde 2018. Se siente genial principalmente por lo que significa para mi deporte en mi país", dice Calderano a Tokio 2020.

Es una hazaña que Calderano no toma a la ligera.

"Creo que mis resultados inspiran a otros jugadores latinoamericanos y les muestran que es posible llegar a la cima desde nuestro continente".

Subir a la cima de la escalera del tenis de mesa es secundario para el atleta de 23 años. Su objetivo es ganar una medalla en Tokio 2020, todo por la gloria de su país, Brasil.

"Ser el número 1 del mundo es un gran logro para cualquier atleta, pero mi mayor objetivo y enfoque es obtener una medalla en los Juegos Olímpicos, ya que me mueven esos momentos y experiencias", comenta.

Su inclusión en este grupo élite de atletas de tenis de mesa trae un nuevo elemento de emoción al deporte a nivel mundial. También es un testimonio de la creciente popularidad del deporte, especialmente en Brasil, donde el fútbol sigue siendo el deporte nacional. Pero Calderano espera que su éxito cambie todo eso.

“El fútbol es, con mucho, el deporte más popular en Brasil. Creo que después de Río 2016 la gente comenzó a mirar más al tenis de mesa como un deporte dinámico y divertido a seguir, y espero que mis logros continúen ayudando a aumentar la popularidad de nuestro deporte e inspirar a la próxima generación de deportistas".

Un prodigio del tenis de mesa

Calderano ha sido activo en el terreno deportivo jugando voleibol y atletismo cuando era joven, pero el tenis de mesa tenía una atracción particular para él.

“Solía ​​jugar ping pong por diversión desde que era un niño pequeño. Una vez que comencé a jugar tenis de mesa en un club, recuerdo haber descubierto cosas que no sabía sobre el deporte y estar fascinado por él".

Desde los ocho años hasta los 13 años, Calderano ya había estado mostrando signos de ser un Olímpico en formación, jugando constantemente tres veces por semana en su club local.

En ese momento, ya se había convertido en el mejor jugador de Río. Pero la falta de instalaciones en su ciudad natal estaba asfixiando al joven Calderón. Se fue de Río y entrenó a tiempo completo en Sao Catenano do Sul con el equipo nacional brasileño, haciendo malabares con el entrenamiento por la mañana mientras estudiaba por la noche, y lo hacía día tras día para mejorar su nivel de juego.

"La estructura para el tenis de mesa en Río no era tan buena. Tuve que mudarme a São Caetano, el mejor centro de entrenamiento en Brasil, cuando tenía 14 años, para mejorar mi nivel de práctica y seguir mi carrera profesional en el tenis de mesa”, recuerda.

A medida que se estaba convirtiendo en un mejor jugador, Calderano tenía que mirar fuera de Brasil para dar otro salto en su juego y jugar a nivel mundial.

A los 16 años, Calderano se mudó a París para seguir mejorando, incluso si eso significaba vivir solo y estar lejos de su familia.

Todos sus sacrificios no fueron en vano.

En 2013, Calderano se convirtió en el jugador más joven en ganar una etapa del ITTF World Tour y en el primer jugador en ganar un título individual en el ITTF Junior Circuit y en el ITTF World Tour en el mismo año. En 2014, ganó una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de la Juventud en Nanjing, China, que fue una primicia histórica para Brasil.

En Río 2016, Calderano ya se había convertido en una celebridad.

Cada vez que jugaba, siempre era para una gran multitud, todos coreando su nombre, algo muy parecido a un partido de fútbol. El favorito de los seguidores -que entonces era número 54 del mundo- no ganó una medalla Olímpica, pero destrozó las expectativas de todos con su electrizante desempeño en Río, dejando a los oponentes desprevenidos y venciendo a veteranos del tenis de mesa como Tang Peng de Hong Kong y el sueco Par Gerell. Llegó al número 9 en sus primeros Juegos Olímpicos.

Reinado supremo como profesional

Cuando tenía 18 años, Calderano se mudó a Ochsenhausen en Alemania y actualmente juega para la primera división de la Bundesliga alemana.

“Ya había estado en Ochsenhausen durante algún período de prácticas y sabía que era un gran centro de entrenamiento. Cuando me invitaron a jugar para el equipo principal, acepté de inmediato. Ha sido un importante punto de inflexión en mi carrera. He tenido la oportunidad de mantener un alto nivel en la práctica y la competencia, lo que me ha ayudado a mejorar regularmente".

Su experiencia tanto en París como en Ochsehausen ha jugado un papel importante en su evolución como atleta. En la cancha, es conocido por su juego agresivo.

"Mi poder y velocidad son dos cosas que me dan muchos de mis puntos. Mi estilo de juego es muy agresivo y ofensivo y trato de usar eso en mi ventaja".

“El tenis de mesa es un deporte muy duro. Tenemos que trabajar mucho técnicamente y practicar los golpes una y otra vez. Siempre tengo algunos puntos más específicos en los que estoy trabajando. No tengo una opción estándar, ya que lo que haces en los momentos importantes depende de muchos factores. Pero suelo jugar muy agresivamente en esos momentos".

Mirando su régimen de entrenamiento y sus pasatiempos a tiempo parcial, no es sorprendente por qué Calderano ha alcanzado el nivel de juego al que ningún brasileño había llegado antes.

“Entreno alrededor de seis horas por día, con mucho entrenamiento físico también. La clave para mí es disfrutar y divertirme durante la práctica. La mejora es mucho mayor cuando estoy disfrutando lo que estoy haciendo. Para eso, mi entrenador físico siempre propone algunos desafíos divertidos y actividades alternativas, para que pueda mejorar y divertirme al mismo tiempo".

La dureza mental es una gran parte del tenis de mesa, y si es una indicación, la estrella brasileña demuestra su agudeza mental al terminar un cubo de Rubik en un promedio de 11 segundos.

"Es un pasatiempo genial y disfruto resolviendo cubos de Rubik durante mi tiempo libre".

Calderano tiene una colección de 70 cubos en diferentes formas y tamaños.

Desafiando la norma para Tokio 2020

Si Calderano mantiene su clasificación actual hasta el próximo año, se enfrentaría a los jugadores de la República Popular de China durante las semifinales en Tokio 2020.

"En el tenis de mesa, es importante estar en uno de los cuatro primeros lugares, algo que podría facilitar mi trayectoria si solo me tengo que enfrentar a un jugador chino en las semifinales. Pero para mí, lo más importante es ir a Tokio bien preparado y listo para vencer a cualquier oponente y luchar por una medalla”.

En cierto modo, Calderano se ha convertido en una de las mayores amenazas para los titanes del tenis de mesa chinos.

"Los asiáticos son muy fuertes en el tenis de mesa, especialmente los deportistas chinos. Mi mayor objetivo y para lo que practico es vencer a los jugadores chinos en grandes eventos, como los Juegos Olímpicos, donde han ganado la mayor parte de las medallas de la historia".

MA Long, de China, sigue siendo su rival más feroz y Calderano espera luchar con el ex número 1 el año que viene.

“Desde 2015, Ma Long ha ganado todos los grandes torneos y es el hombre a vencer. Ha estado luchando con lesiones y eso podría dar a los otros jugadores la oportunidad de desafiarlo en Tokio".

Con la presencia de Calderano en el tenis de mesa, ahora parece que ya no es imposible sacudir el terreno de los atletas chinos. En la gran final del Seamaster ITTF World Tour 2018, Calderano ya incomodó al actual número 1 FAN Zhendong durante los cuartos de final.

También espera con ansias otro partido el próximo año con el japonés HARIMOTO Tomokazu, número 4 mundial.

"Harimoto es un gran jugador joven. Ya ha vencido a casi todos en el Tour y sigue mejorando constantemente. Será interesante ver cómo se desempeña en casa en 2021".

Con los Juegos pospuestos para el próximo año, Calderano dice: "Hablé con mis entrenadores después del aplazamiento de los Juegos y establecimos una nueva estrategia, con diferentes objetivos para mi práctica. Al principio, era difícil ver mentalmente que los Juegos Olímpicos se posponían, pero con el tiempo, lo acepté y ahora mi mente está totalmente enfocada en prepararme para el próximo año".

Mientras piensa en la medalla y continúa su preparación para Tokio 2020, Calderano también espera que el tenis de mesa inspire a la gente.

"Más que resultados, me gustaría ver a los niños comenzar a jugar tenis de mesa y divertirse con él, ya que el deporte puede unir a las personas y cambiar vidas".

Por ahora, la estrella brasileña solo tiene una cosa que decir a sus seguidores: "Me gustaría agradecer a todos los que me apoyan y al tenis de mesa brasileño. Siempre me motiva más cuando veo que la gente nos está animando y siguiendo nuestro resultados. ¡No estaría aquí sin ellos!"