HARIMOTO Tomokazu: "No me arrepentiré si puedo pelear con mi revés característico"

Harimoto Tomokazu debutará en unos Juegos Olímpicos en Tokio 2020.
Harimoto Tomokazu debutará en unos Juegos Olímpicos en Tokio 2020.

En el Campeonato Mundial de Tenis de Mesa celebrado en Budapest, Hungría, en abril de 2019, el japonés HARIMOTO Tomokazu perdió ante el número 157 del mundo, AN Jaehyun de Corea del Sur, y se quedó sin estar entre los ocho mejores a pesar de ser el cuarto jugador del mundo.

"Me sentí absolutamente mortificado por esa derrota", recuerda el adolescente japonés.

Sin embargo, en el Abierto de Bulgaria de la ITTF World Tour, Harimoto derrotó a ZHAO Zihao, un jugador prometedor de la República Popular China, y se aseguró el título. Una vez más, en el Campeonato de Tenis de Mesa de All Japan celebrado en enero de este año, fue derrotado por UDA Yukiya, también estudiante de secundaria y rival de Harimoto en el JOC Elite Academy, un programa nacional de desarrollo de atletas juveniles organizado por el Comité Olímpico Japonés

“Cualquier otra cosa que no sea el número 1 es una derrota. De repente, había perdido la confianza en mí mismo", comenta el deportista.

Sin embargo, en febrero venció a Uda en la final del ITTF World Tour Hungary Open, consiguiendo su primera victoria en la gira del 2020.

"La decepción que sentí el año pasado se quedó conmigo todo el tiempo y siempre quise vengarme", dice.

Para Harimoto, perder siempre sirve para hacerlo más fuerte.

Harimoto Tomokazu busca una medalla en Tokio 2020
03:38

El prodigio adolescente es muy apreciado por los expertos en tenis de mesa como un talento único en el siglo, cuyas raíces se encuentran en su familia.

Los padres de Harimoto eran jugadores profesionales de tenis de mesa. Su padre, HARIMOTO Yu, que actualmente entrena a muchachos menores que representan a Japón, y su madre, ZHANG Ling, que una vez representó a la República Popular de China en el Campeonato Mundial, llevaron a su hijo al mundo del tenis de mesa cuando tenía solo dos años.

Su talento se hizo evidente de inmediato. El joven conquistó el All Japan Championships (división Bambi) cuando era solo un alumno de primer año en la escuela primaria. Posteriormente logró seis victorias consecutivas sin una sola derrota en las divisiones Bambi (segundo año o menos), Cubs (cuarto año o menos) y Hopes (sexto año o menos). Desde entonces, ha demostrado un crecimiento sorprendente que nadie en la comunidad del tenis de mesa podría haber previsto.

Después de unirse al JOC Elite Academye en 2016, a la edad de 13 años y 163 días, se convirtió en el campeón más joven de individuales en el Campeonato Mundial de Tenis de Mesa Junior, consiguiendo los títulos tanto en equipos como en las pruebas individuales.

Su racha invicta continuó, ya que se convirtió en el jugador más joven del mundo en ganar el título de individuales en el ITTF World Tour Czech Open, batiendo el récord que anteriormente tenía ITO Mima.

A los 15 años y 172 días, ganó la Gran Final de la ITTF World Tour, el jugador más joven en lograrlo, y alcanzó la posición número tres del mundo, convirtiéndose en el jugador mejor clasificado de Japón.

Contrariamente a la expectativa de todos de que el impulso continuaría hasta Tokio 2020, las cosas comenzaron a desviarse cuando Harimoto no pudo obtener una segunda corona consecutiva en el Campeonato de Japón en enero de 2019.

Otros jugadores líderes mundiales comenzaron a analizar rigurosamente su estilo de tenis de mesa, una consecuencia inevitable que enfrentan todos los campeones defensores. Incapaz de mostrar todo su potencial, Harimoto no pudo ganar una medalla ampliamente esperada por todos.

Harimoto Tomokazu durante el ITTF Czech Open en 2017.
Harimoto Tomokazu durante el ITTF Czech Open en 2017.
(c)ITTF

"Mis oponentes se habían acostumbrado gradualmente a mi estilo de juego acelerado y desarrollaron tácticas para derrotarme, pero no cambié, lo que resultó en derrotas frecuentes", reflexiona.

De repente se enfrentó a no poder ganar, lo que lo llevó al borde de perder la confianza en sí mismo en su propio estilo de juego.

"Necesito más que mi revés para ganar", se dio cuenta.

Comenzó a trabajar en su golpe de derecha para transformar su estilo de juego, para evitar volverse demasiado dependiente de su revés.

"Traté de trabajar en la parte inferior de mi cuerpo, aumentar el entrenamiento de mis pies y piernas, y concentrarme en mantener una buena forma para reducir los errores", comenta.

Harimoto, que es un "adicto a la práctica", entrenó aún más para fortalecer sus golpes de derecha. Como resultado, la velocidad y la fuerza de sus golpes con la diestra, que habían sido algo más débiles que sus golpes de revés, comenzaron a mejorar.

Harimoto Tomokazu durante el 2019 ITTF Team's World Cup en el Tokyo Metropolitan Gymnasium, Tokio.
Harimoto Tomokazu durante el 2019 ITTF Team's World Cup en el Tokyo Metropolitan Gymnasium, Tokio.
(c)ITTF

Fue en noviembre de 2019, en la Copa Mundial por Equipos celebrada en el Gimnasio Metropolitano de Tokio, que su progreso revolucionario se hizo evidente. Estaba haciendo ataques de derecha audaces en un estilo claramente diferente al anterior.

Aunque perdió contra Inglaterra en el primer partido, ganó los dos partidos individuales y fue seleccionado para jugar en el partido por el título contra Austria. Luego, en cuartos de final, derrotó a los jugadores alemanes en los dos partidos individuales. En las semifinales, a pesar de perder ante su oponente chino, ocasionalmente había logrado dominar a su formidable oponente con su derecha.

Su golpe de diestra, que solía ser considerado como su punto débil, mostraba signos de convertirse en su fuerza. En las semifinales de la Copa Mundial Masculina de la ITTF celebrada en Chengdu, China, en diciembre de 2019, Harimoto finalmente derrotó a Ma Long, el campeón mundial que tenía tres títulos consecutivos. Fueron los golpes de derecha del joven los que capturaron los puntos decisivos.

El 6 de enero de 2020, se anunció el equipo nacional de tenis de mesa de Japón para Tokio 2020.

"El año 2019 fue difícil para mí porque no pude recuperar el impulso que había disfrutado en 2018. Me siento aliviado de haber sido seleccionado para los Juegos Olímpicos, porque ha sido el sueño de mi infancia", apunta.

Cuando pensaba en Tokio 2020, se le ocurrió una idea que había estado en su mente por un tiempo: ¡capitalizar y luchar con su característico revés!

“Sobre todo, fue mi revés lo que me llevó a los Juegos Olímpicos. Ya sea que gane o pierda, no me arrepentiré si puedo pelear con mi revés. Estaría satisfecho si puedo estar a la ofensiva aprovechando mis rápidos golpes de revés, como hacia antes", añade.

Harimoto Tomokazu cree que es importante jugar tenis de mesa con un revés rápido.
Harimoto Tomokazu cree que es importante jugar tenis de mesa con "un revés rápido".
(c) Tokyo 2020

“En los Juegos Olímpicos, el evento de singles precede al evento por equipos, por lo que espero concentrarme completamente en los singles primero y ganar mi primera medalla. Si puedo lograr esto, creo que podré jugar bien y contribuir al equipo".

Son los jugadores chinos quienes se interponen en su camino. Con la excepción de los Juegos de Atenas 2004, la República Popular de China ha barrido todas las medallas de oro en los Juegos Olímpicos desde Atlanta 1996 hasta Río 2016. También han dominado el evento por equipos, que debutó en el programa Olímpico en Pekín 2008.

“Pude jugar un buen partido contra Ma Long porque tenía en mente Tokio 2020. Finalmente fui derrotado en la final, así que espero retarme a mí mismo para ganar en la final en Tokio 2020. Necesito ganar cuatro juegos para ganar un partido. Por lo general, puedo atacar agresivamente en segundo y tercer juego, pero tiendo a relajarme cuando empiezo a sentir la victoria, por lo que la clave es permanecer en la ofensiva hasta el final del cuarto juego", dice el adolescente japonés.

Con respecto al evento por equipos, Harimoto afirma con convicción: “La posibilidad de ganar la medalla de oro es mayor que en el evento individual. Espero que los tres jugadores puedan unir fuerzas, junto con el entrenador en jefe y el jugador de reserva, para luchar hasta el final. Si podemos ganar el primer partido de dobles, nuestros oponentes sentirán una inmensa presión, lo que nos dará una ventaja en los siguientes partidos de individuales. La clave está en cuánta presión podemos ejercer sobre nuestros oponentes al comienzo. Si tenemos éxito con esta estrategia, tendremos una buena oportunidad de ganar la medalla de oro".

Harimoto Tomokazu de Japón derrotó al medallista de oro de Río 2016 MA Long de la República Popular de China durante las semifinales de individuales de la Copa Mundial Masculina de la ITTF 2019.
Harimoto Tomokazu de Japón derrotó al medallista de oro de Río 2016 MA Long de la República Popular de China durante las semifinales de individuales de la Copa Mundial Masculina de la ITTF 2019.
(c)ITTF

Harimoto comenzó a soñar con jugar en los Juegos Olímpicos en su sexto año de escuela primaria. Aunque los Juegos de Tokio 2020 se pospusieron para 2021, los seis jugadores seleccionados para representar a Japón, incluido Harimoto, permanecerán sin cambios, como se decidió en la reunión de directores de la Asociación de Tenis de Mesa de Japón.

“Para todos y cada uno de los jugadores, el objetivo será conseguir resultados tangibles. Personalmente, creo que también tendré oportunidades de competir en futuros Juegos Olímpicos, por lo que en Tokio 2020 espero jugar de una manera que no me arrepienta y que me ayude a allanar el camino hacia el futuro”, comenta.

En días sin entrenamiento, al joven de 17 años le gusta ir al cine y al karaoke. Le encanta especialmente cantar canciones de Official HIGE Dandism, una banda de pop japonesa también conocida como HIGE DAN. Mientras tanto, nos queda esperar a ver qué marca dejará en Tokio, donde hará su debut en los Juegos Olímpicos.

“Creo que los Juegos Olímpicos en Japón serán un evento único en la vida, así que espero ofrecer un espectáculo emocionante que anime a los espectadores. Tengo mucha confianza en mí mismo, así que estoy ansioso por los Juegos, y espero poder divertirme jugando mientras alcanzo las expectativas que tengo para mí mismo. También espero que todos tengan grandes expectativas en mí y que pueda jugar como se espera y ganar medallas de colores agradables. Agradecería el apoyo de todos”, concluye.

Harimoto Tomokazu quiere traer fuerza a Japón cuando juegue en Tokio 2020.
Harimoto Tomokazu quiere traer fuerza a Japón cuando juegue en Tokio 2020.
(c) Tokyo 2020