Florent Manaudou: "Ya no soy el cazado, sino el cazador"

GLASGOW, ESCOCIA - 7 DE DICIEMBRE: Florent Manaudou de Francia compite en las eliminatorias de 50 metros mariposa durante el cuarto día del Campeonato de Europa de natación en piscina corta en el Centro Internacional de Natación Tollcross el 7 de diciembre de 2019, en Glasgow, Escocia.
GLASGOW, ESCOCIA - 7 DE DICIEMBRE: Florent Manaudou de Francia compite en las eliminatorias de 50 metros mariposa durante el cuarto día del Campeonato de Europa de natación en piscina corta en el Centro Internacional de Natación Tollcross el 7 de diciembre de 2019, en Glasgow, Escocia.

El tres veces medallista Olímpico de natación Florent Manaudou se divierte y dice que Tokio 2020 no es el final del camino, sea ganando o no

Florent Manaudou se toma su tiempo.

El campeón Olímpico de Londres 2012 y doble medallista de plata de Río 2016 regresó a la piscina hace más de un año y redescubrió su pasión por la natación.

Después de los Juegos Olímpicos de Río en 2016, Manaudou se cansó de la natación y cambió de deporte para jugar al balonmano, pero ahora está de vuelta en su elemento natural, entrenando para Tokio 2020, y asegura que hay vida después de los Juegos Olímpicos para su carrera de natación, ya sea ganando o no.

Siempre seré un nadador

Repetición: Manadaudou logra el oro en los 50 metros estilo libre
04:57

Enamorarse de nadar de nuevo

Después de dos años en el balonmano, llegando a la segunda división de Francia, con un contrato profesional en la mesa, anotando 15 goles en 10 apariciones en su última temporada, Manaudou decidió que la natación lo estaba llamando de nuevo.

En noviembre de 2018, el campeón Olímpico fue invitado a nadar en una reunión con su antiguo club de Marsella y nadó los 50 metros libres en 20.62 segundos.

Pero no fue solo esa marca lo que le hizo pensar en regresar, sino las sensaciones que sintió en el agua. Ahora está de vuelta en la piscina listo para obtener más gloria Olímpica en Tokio 2020, pero con una mentalidad diferente y un enfoque renovado.

En un periódico francés le preguntaron recientemente cómo se sentía de vuelta en la piscina. "No es el mismo tipo de diversión que el balonmano: no hay pelotas, no hay amigos, no hay goles", respondió, "pero hay más diversión que en mi carrera anterior [de natación]".

"De los 300 días del año que pasas en el agua, solo hay cuatro o cinco que son interesantes en las competiciones. Por lo tanto, si no disfrutas entrenando, la vida difícil se te hace difícil".

Pero aparte de los entrenamientos, la estrella de natación se ha dado cuenta de que lo que hace entre sesiones puede ser incluso más importante.

¿Oreos para el desayuno?

"Cuando comienzas una semana, si no te has relajado durante el fin de semana, no te irá bien en el agua. Al menos para mí. Necesito escapar, tomar una copa con mis amigos".

En el artículo citado se sugiere que el joven nadador de 29 años empieza el día con galletas Oreo para desayunar y "una cerveza al mediodía para pasar unas papas fritas cubiertas de mayonesa".

Ya sea verdad o no, está claro que ahora mismo el deportista es más feliz y disfruta mucho más nadando que antes; más viejo, más sabio y más consciente de sí mismo, trata de evitar el agotamiento que lo hizo alejarse del deporte por completo después de Río 2016.

"Con mi experiencia, cortando cosas cuando las quiero cortar, hablando con mis entrenadores sin estar cerrado a mi propia lectura de las cosas, es más fácil evitar el desgaste", explica.

Participar en la Liga Internacional de Natación también le ha ayudado, un formato emocionante en el que participan deportistas Olímpicos como Caeleb Dressel, Chad Le Clos y Sarah Sjostrom.

Manaudou nadó para el equipo de Energy Standard, siendo una pieza clave en la victoria del equipo en 2019 y, lo que es más importante, disfrutando la competición y el nuevo formato.

"Es diferente, hay más espectáculo. Con competiciones como ISL, viajamos, vemos cosas, conocemos gente y hay menos cansancio. Por lo tanto, inevitablemente, el agotamiento es menor".

View this post on Instagram

Caption this 🚀

A post shared by Florent Manaudou (@florentmanaudou) on

Plata en el Campeonato de Europa de 2019

Diciembre de 2019 fue la prueba de fuego perfecta del progreso de Manaudou. Había mostrado buena forma física antes de eso, con una excelente marca de 20.77 segundos en los 50 metros libres en la reunión ISL de Indianápolis en octubre.

En diciembre, en el Campeonato de Europa de piscina corta en Glasgow se enfrentó contra los mejores del continente.

Fue un regreso tranquilo y confiado. No hubo grandes titulares de medallas de oro en los diarios deportivos de Francia, pero hubo muchas señales alentadoras y muchos datos útiles para planificar los siguientes pasos.

El viernes trajo una plata en la prueba de 50 metros estilo libre y el sábado un quinto lugar en la final de 50 metros mariposa además de una medalla de bronce en el relevo mixto de 4x50 metros.

Un bronce y una plata no son un mal retorno después de tres años, pero no fue suficiente para el Manaudou más competitivo.

"El cazador, no el cazado"

"Casi olvido que me había detenido por tres años y me molestó estar a cuatro décimas de mi mejor momento", dijo a L'Equipe después de ganar la presea de plata.

Su entrenador James Gibson, que estaba con el nadador en el momento decisivo en Londres 2012, dijo que la plata era un paso adelante; "No vamos a llorar por esta medalla, incluso si obviamente queríamos el oro", dijo.

"Pero esta competición le permite volver al proceso, compitiendo en las eliminatorias, semifinales y finales como en los Juegos".

El propio Manaudou se sintió rápido.

"Tuve la sensación de que estaba volando sobre el agua, no en términos de velocidad, pero fue emocionante, no me sentí tenso, me sentí bien", aunque también reconoció que necesitaba tiempo: "Necesito nadar, encadenar carreras, trabajar en las salidas, recuperar el ritmo".

Una cosa fue evidente, su instinto asesino estaba de regreso.

Ya no soy el cazado, sino el cazador

"Por la mañana, me despierto pensando en mis oponentes que van más rápido que yo y quiero vencerlos. Es más motivador que tratar de luchar contra uno mismo".

"Mi enfoque ha cambiado un poco, en el sentido de que quiero ganar más que en 2016. Siento ese animal en mí".

¿Hasta dónde llegará el nadador Florent Manaudou en el balonmano?
01:34

Un hombre de familia

Manadou es un gran atleta, y su deseo de triunfar en el balonmano era genuino en 2016, al igual que el agotamiento ante su exigente estilo de vida en la natación.

La familia siempre ha guiado siempre su carrera deportiva. Cuando decidió competir en el balonmano lo hizo siguiendo los pasos de su padre, volviendo a un deporte al que jugó hasta los 15 años.

Pero cuando Florent, de 13 años, vio a su hermana Laure, de 17, ganar el oro en los 400 metros estilo libre en Atenas 2004, de repente se sintió nuevamente inspirado.

“Siempre quise nadar más rápido e ir a los Juegos Olímpicos. Pero cuando mi hermana ganó su título, no se trataba tanto de participar como de querer ganar".

Cuando lo logró en Londres 2012 y miró hacia atrás, supo que tenía que agradecer a su familia sus éxitos.

El nadador forma parte de una familia de deportistas. Su padre era jugador de balonmano y su madre campeona de bádminton.

"Hicimos muchas cosas como familia, y comencé mi carrera de élite en la natación con mi hermano Nico como mi entrenador".

Nico Manaudou demostró ser un gran entrenador y su hermano encontró rápidamente el éxito.

Centrándose en los eventos de estilo libre, la espalda y la mariposa, en 2007 fue campeón nacional junior en 50 metros estilo libre y se clasificó para el Campeonato Mundial FINA 2011 en Shanghái, donde quedó quinto en la final de 50 metros mariposa.

En Londres 2012, con su hermana Laure aplaudiendo, ganó el oro 0,20 segundos por delante del estadounidense Cullen Jones y el campeón reinante Cesar Cielo de Brasil.

La foto de la familia Manaudou celebrando juntos su victoria es una magen icónica en la historia de la natación francesa.

LONDRES, INGLATERRA - 3 DE AGOSTO: Florent Manaudou de Francia abraza a su hermana Laure Manaudou después de ganar la final de 50 metros estilo libre masculino el día 7 de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 en el Centro Acuático el 3 de agosto de 2012, en Londres, Inglaterra.
LONDRES, INGLATERRA - 3 DE AGOSTO: Florent Manaudou de Francia abraza a su hermana Laure Manaudou después de ganar la final de 50 metros estilo libre masculino el día 7 de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 en el Centro Acuático el 3 de agosto de 2012, en Londres, Inglaterra.
2012 Getty Images (Photo by Lars Baron/Getty Images)
View this post on Instagram

Happy Women’s day @pernilleblume ♥️

A post shared by Florent Manaudou (@florentmanaudou) on

Por el Olympic Channel.