Finales clásicas: Neymar borra el trauma del Mineirazo 

RÍO DE JANEIRO, BRASIL - 20 DE AGOSTO:  Neymar, de Brasil, celebra el penalti de la victoria en la final de fútbol masculina entre Brasil y Alemania en el Estadio de Maracaná el 20 de agosto de 2016 en Río de Janeiro, Brasil.
RÍO DE JANEIRO, BRASIL - 20 DE AGOSTO: Neymar, de Brasil, celebra el penalti de la victoria en la final de fútbol masculina entre Brasil y Alemania en el Estadio de Maracaná el 20 de agosto de 2016 en Río de Janeiro, Brasil.

La historia de los Juegos Olímpicos está llena de momentos dramáticos, emotivos y bellos que formaron parte de sus finales. Todas las semanas tiene la posibilidad de revivir en vídeo las finales más increíbles que recuerde. Esta semana, la final de fútbol masculino de Río 2016

Los datos

Torneo Olímpico de fútbol masculino
Estadio de Maracaná, 20 de agosto de 2016
Brasil vs Alemania

Los antecedentes

Dos días después del llamado ‘Mineirazo’, también conocido como la traumática derrota en la semifinal de la Copa del Mundo de la FIFA contra Alemania con el increíble resultado de 7-1, el destino puso de nuevo cara a cara a las dos selecciones en la final Olímpica. Para añadir un poco de picante al momento, el partido se disputó en el Estadio de Maracaná (el nuevo) en Río, otro campo ilustre donde la Seleçao perdió la final de Copa del Mundo en 1950 contra Uruguay, en un encuentro conocido históricamente como Maracanazo. Reinaron en el campo aquel 20 de agosto de 2016 una gran emoción y, sobre todo, una enorme tensión.

El momento clave

Para Neymar, esta final fue especial. La superestrella mundial tenía la fecha de la final marcada en su calendario desde hacía cuatro años antes, después de una sorprendente y decepcionante derrota por 1-2 ante México en la final Olímpica de Londres 2012. Esta vez, en su país natal, el entonces jugador del FC Barcelona no podía permitirse perder. Ciertamente pensó que el partido había terminado cuando anotó un fantástico tiro libre en la primera mitad. Pero Max Meyer metió a Alemania en el partido y la decisión final de quién iba a salir campeón se decidió por penales... Y ahí, en frente de una afición increíble, ruidosa y fiel de 78.000 personas, Neymar marcó el penalti de la victoria para darle el título a su país.

El resultado

Después de perder las últimas tres finales Olímpicas en las que había jugado (1984, 1988 y 2012), Brasil finalmente sintió el alivio de ganar y, de paso, olvidarse de su trauma en la Copa del Mundo gracias a su éxito enfrente de su público. Por otro lado, Alemania -increíblemente exitosa en la Copa del Mundo, con cuatro títulos-, todavía no ha ganado una medalla de oro en los Juegos Olímpicos... ¿será en Tokio?

Finales clásicas: fútbol masculino 2016
52:00