Familiares y deportistas despiden a Braian Toledo

El argentino Braian Toledo participó en el Campeonato del Mundo de Atletismo de la IAAF en 2017 en Londres. (Imagen por Michael Steele/Getty Images)
El argentino Braian Toledo participó en el Campeonato del Mundo de Atletismo de la IAAF en 2017 en Londres. (Imagen por Michael Steele/Getty Images)

El mundo del deporte argentino se ha reunido para darle el último adiós al atleta de 26 años Braian Toledo, que murió en un accidente de tránsito con su moto en la madrugada del jueves (GMT-3). El velatorio y la conducción han tenido lugar en Marcos Paz, en la provincia de Buenos Aires, y, según la prensa argentina, acudieron varias personalidades del deporte, como el atleta Germán Chiaraviglio, el futbolista Walter Pérez, y el presidente del Comité Olímpico Argentino, Gerardo Werthein.

Toledo, uno de los mejores lanzadores de jabalina del mundo, estaba preparando en Finlandia su participación para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, pero se encontraba en su ciudad natal cuando ocurrió el accidente.

Antes ya había participado en los Juegos Olímpicos, los de Londres 2012 y los de Río 2016 -en los que llegó a la final-. Esto le convirtió en uno de los atletas argentinos más importantes del momento. De hecho, una bandera Olímpica ha cubierto su cajón durante la conducción.

Las muestras de condolencias no solo se han limitado al velatorio, sino que también el mundo del deporte se ha volcado de manera pública con la familia y seres queridos de un deportista que ha dejado su impronta en el atletismo de este país.

La leyenda argentina del fútbol Diego Maradona, campeón del mundo en México 1986, le dedicó unas sentidas palabras en las redes sociales.

La ex tenista Gabriela Sabatini, medalla de plata en Seúl 1988, fue otra de las muchas deportistas que recordó a Toledo. El entrenador de baloncesto, Sergio Hernández, o la ex jugadora de hockey sobre césped, Magui Aicega, entre otros, también lamentaron su pérdida.

Toledo se ganó el aprecio del deporte argentino tras ser uno de los únicos tres finalistas Olímpicos del atletismo argentino de los últimos 68 años, desde Helsinki 1952. Pero además de su participación en los Juegos de Verano, se colgó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Singapur 2010 cuando tenía apenas 16 años.