El hockey masculino de la India y su idilio con el oro Olímpico

India y Países Bajos posan antes de la final de hockey de los Juegos Olímpicos de Ámsterdam 1928. (Imagen por Central Press/Hulton Archive/Getty Images)
India y Países Bajos posan antes de la final de hockey de los Juegos Olímpicos de Ámsterdam 1928. (Imagen por Central Press/Hulton Archive/Getty Images)

A lo largo de la historia de los Juegos, varios equipos han alcanzado tal altura que solo pueden describirse como increíbles. Tokio 2020 revisa las historias de estos equipos inolvidables y los jugadores estrella que fueron claves en la competición. En el siguiente capítulo de esta serie, repasamos la historia de la selección masculina de hockey de la India, y de cómo dominó los Juegos Olímpicos durante su época dorada

Cómo empezó

Hace casi un siglo -93 años atrás para ser exactos-, el equipo masculino de hockey de la India participó por primera vez en unos Juegos Olímpicos, y lo hizo en Ámsterdam 1928.

La Asociación de Hockey de ese país se formó tres años antes, y el equipo dio la sorpresa cuando logró su preciado primer oro Olímpico. Lo consiguió superando a los equipos de su grupo con notable diferencia: a Austria por 6-0, a Bélgica por 9-0 y a Suiza por 5-0. Después, batió a la nación anfitriona en la final por 3-0.

Bajo el liderato de Jaipal Singh Munda, India no solo consiguió instaurar su autoridad en la disciplina -ganaron el oro sin conceder ni un solo gol en contra en todo el torneo-, sino que también fundó un legado que duraría por años y años.

Oros y oros...

Lo que siguió a aquel oro en Ámsterdam, metió al equipo de lleno en los libros de historia.

Cuatro años después, en Los Ángeles 1932, el equipo defendió su medalla de oro con actuaciones increíbles.

Dhyan Chand, uno de los mejores jugadores de hockey del mundo, llegó a su pico de forma durante estos Juegos y ayudó al equipo a conseguir una asombrosa victoria por 24-1 ante la nación anfitriona. Este resultado aún es el mayor margen de victoria en un marcador de hockey masculino en los Juegos.

Chand marcó ocho goles en este partido, mientras que otra estrella de la India, Roop Singh, mandó la pelota al fondo de la red en diez ocasiones.

La historia se volvió a repetir en los Juegos de Berlín 1936, en los que Dhyan Chand tomó la capitanía de su selección. Grandes victorias, como las conquistadas ante Japón (9-0) y Estados Unidos (7-0) ayudaron a la India a llegar a la final, donde de nuevo se vio las caras con la nación anfitriona.

La India superó a Alemania por 8-1, y este fue el único gol en contra que recibió en todo el campeonato.

Esta diferencia de goles continúa siendo la mayor ventaja en una final Olímpica hasta la fecha, y deparó para la India la consecución de su tercer oro consecutivo.

Agosto de 1936: final de hockey masculino entre la India y Alemania en los Juegos Olímpicos de Berlín 1936. India ganó por 8-1.  (Imagen por Hulton Archive/Getty Images)
Agosto de 1936: final de hockey masculino entre la India y Alemania en los Juegos Olímpicos de Berlín 1936. India ganó por 8-1. (Imagen por Hulton Archive/Getty Images)

Continúa la racha dorada en los 50s

La Segunda Guerra Mundial implicó 12 años de retraso hasta la siguiente edición de los Juegos Olímpicos, pero el guión no cambió para la India cuando llegó a los Juegos de Londres 1948.

Bajo la tutela de Kishan Lal, la nación comenzó de manera sorprendente, con victorias sin paliativos ante Austria (8-0), Argentina (9-1) y España (2-0). Con la confianza por los cielos, la selección llegó a otra final, esta vez contra Gran Bretaña (ganadora del oro en 1908 y en 1920), en su casa.

Muchos pronosticaron que el choque estaría reñido, pero no lo fue. El mundo fue testigo de otro monólogo de la India, que ganó a los anfitriones por 4-0 para lograr su cuarto oro Olímpico.

La racha ganadora no se detuvo ahí.

En los Juegos de Helsinki 1952, la India superó a los Países Bajos por 6-1 en la final, en la que Balbir Singh Sr. -otro héroe del hockey indio- marcó cinco goles, un récord que a día de hoy sigue vigente.

Por su parte, en los Juegos de Melbourne 1956, la India registró algunas de sus más grandes victorias en la fase de grupos de la historia Olímpica, tras batir a Afganistán por 14-0 y a Estados Unidos por 16-0. También superaron a Alemania en la semifinal y consiguieron el oro al batir a Pakistán por un solo gol en la final.

La selección de hockey masculina de la India simplemente estaba a otro nivel, y consiguió sumar seis medallas de oro Olímpicas consecutivas.

¿Qué pasó después?

Aunque la India disfrutó de este éxito por casi tres décadas, su racha de 30 partidos invicta terminó en Roma 1960, cuando cayó por 1-0 ante Pakistán. Esta derrota significó la primera plata de la India en 32 años.

Precisamente la rivalidad ante Paskistán siguió su curso, ya que esta nación volvió a batir en la final a la India en los Juegos Asiáticos de 1962, esta vez con un resultado de 2-0.

Sin embargo, la redención llegó pronto, en los Juegos Olímpicos de Tokio 1964, en los que la India superó a Hong Kong, Bélgica, Países Bajos, Malasia y Canadá en la fase de grupos. Después siguió su camino al batir a Australia por 3-1 en las semifinales y, al fin, vengándose de Pakistán en la final (1-0).

Aunque la selección india logró dos bronces consecutivos en México 1968 y Múnich 1972, el equipo ganó su última medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Moscú 1980.

Desde entonces, el mejor resultado de la India ha sido la quinta plaza lograda en Los Ángeles 1984.

Sin embargo, ¿podrá volver a sorprender, bajo la capitanía de Manpreet Singh, en Tokio?

Solo el tiempo lo podrá decir.