El timonel adolescente con dos medallas Olímpicas

El equipo de Italia en primer plano durante la carrera de ocho hombres remando en Berlín en 1936.
El equipo de Italia en primer plano durante la carrera de ocho hombres remando en Berlín en 1936.

Los Juegos Olímpicos están llenos de campeones, récords e historias fascinantes, pero son también una enciclopedia increíble de momentos extraños, graciosos, emotivos y tristes. Nos adentraremos en ellos un poco cada semana para conseguir ponerle una sonrisa en la cara o una lágrima en la mejilla. Esta semana: un homenaje a Noël Vandernotte, el timonel francés que ganó dos medallas en Berlín en 1936 a los 12 años y falleció a los 96 años el 19 de junio

Los antecedentes

Noël Vandernotte comenzó a remar a una edad temprana. Su padre Henri y sus tíos Marcel y Fernand remaban juntos en el Cercle de l'Aviron en Nantes. En aquel entonces, los timoneles eran pequeños y livianos, por lo que, naturalmente, Vandernotte encajaba bien y participó en su primera carrera a los ocho años. Ser timonel requiere cierta autoridad y una voz fuerte, algo que no parecía molestar a 'Nono', como se le conocía.

"Éramos pobres, mal equipados. A menudo estaba empapado, congelado, eso era difícil... Mis tíos eran tipos duros. Pero cuando estaba en el agua, yo era el único que hablaba. '¡Vamos, muchachos! ¡Empujen las piernas, tiren sus hombros! 'Me encantaba ser una unidad con el bote y la tripulación", recordó años después hablando con Ouest-France.

En 1932, Fernand y Marcel Vandernotte terminaron cuartos en los dobles scull en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles. Después de convertirse en campeones franceses en 1935, fueron a Berlín junto con Marcel Chauvigné y Jean Cosmat para competir, con Vandernotte, de 12 años y 42 kg, como timonel.

"Fuimos a los Juegos Olímpicos para ganar. Habíamos construido una embarcación especial. Nos quedaba perfecta. Sabíamos que iríamos súper rápido", recordó.

Las finales

Podría ser un 14 de agosto, pero hacía mucho frío en el lago Langer See de Berlín. El equipo francés no pudo entrenar adecuadamente después de esperar que su embarcación llegara durante 10 días. El viento era muy fuerte y la carrera fue muy dura, con los alemanes finalmente venciendo al equipo suizo por ocho segundos, y el equipo francés terminando tercero, 17 segundos detrás de los ganadores.

A los 12 años, 7 meses y 20 días, Vandernotte había conseguido grabar su nombre en los libros de historia. Luego repitió la hazaña por segunda vez solo unas horas más tarde mientras competía junto a Georges Tapie y Marceau Fourcade, ganando otra medalla de bronce Olímpica después de terminar detrás de Alemania e Italia.

El resultado

Después de haber sido considerado el medallista Olímpico más joven de la historia durante mucho tiempo, Nono fue destronado por un gimnasta griego, Dimitrios Loundras, que solo tenía 11 años cuando ganó una medalla en 1896 durante los primeros Juegos Olímpicos modernos.

Pero para este joven, nada de eso importaba. Las medallas eran suyas.

“La persona que nos trajo las medallas quería quedarse con una. 'Nono, comparte tus medallas', sugirió uno de mis tíos. '¡No necesitas ambas!', dijo. ¡Pero me las gané y me quedé con las dos!"

Vandernotte continuó remando, incluso intentando (pero no logrando) clasificarse como remero para los Juegos de Londres de 1948. Luego se pasó al culturismo, donde tuvo un éxito razonable. Más tarde se retiró a Beaucaire, en el sur de Francia, donde murió el 19 de junio de 2020, a los 96 años.

Probablemente seguirá siendo el atleta francés más joven en ganar una medalla Olímpica.