El prodigio de la lucha libre, Nick Gwiazdowski, cree que el cerebro es tan importante como la fuerza muscular

NUEVA YORK, NY - 19 DE MARZO: Kyle Snyder de los Buckeyes de Ohio State lucha contra Nick Gwiazdowski del Wolfpack de Carolina del Norte durante las finales del Campeonato de Lucha de la NCAA el 19 de marzo de 2016 en el Madison Square Garden de Nueva York, Nueva York.
NUEVA YORK, NY - 19 DE MARZO: Kyle Snyder de los Buckeyes de Ohio State lucha contra Nick Gwiazdowski del Wolfpack de Carolina del Norte durante las finales del Campeonato de Lucha de la NCAA el 19 de marzo de 2016 en el Madison Square Garden de Nueva York, Nueva York.

Para el luchador estadounidense de 125 kg, el aplazamiento de Tokio 2020 proporciona más tiempo para aprender de otros deportistas en su búsqueda del oro Olímpico

En la búsqueda de Nick Gwiazdowski para convertirse en un campeón Olímpico de lucha libre, el estadounidense ha encontrado inspiración en algunas fuentes poco habituales.

Muchos luchadores de élite prefieren un enfoque muy rígido para el entrenamiento, donde hay poco espacio para cualquier idea fuera de los métodos tradicionales deporte. Pero no para este gran atleta de Nueva York.

El luchador de 125 kg opta por pasar tiempo estudiando la excelencia en todos los ámbitos de la vida, con el objetivo de mejorar su propio rendimiento.

"Leo sobre personas que son únicas y han subido a la cima de su industria, y cómo lo hicieron", dijo al Olympic Channel.

“Cuando llegas a la cima de cualquier campo, ya sea el atletismo, los negocios o el arte, ¿qué separa a los mejores del resto? Es todo lo mismo".

"Estoy interesado en las cosas que son importantes para ellos, ya sea la ética de trabajo o los comportamientos que siguieron religiosamente. Ese tipo de cosas me interesan porque creo que hay mucho más que aprender que solo de los luchadores", explica.

'Gwiz' pone como ejemplo un libro que leyó hace poco sobre el escritor, actor y músico estadounidense Shel Silverstein, quien recibió dos nominaciones a los Premios Grammy, un Globo de Oro y un Premio de la Academia.

“Me encanta que Shel haya tenido tanto éxito siendo un hombre tan creativo. Tuvo grandes conexiones con la comunidad de la música country en los años 70 y escribió grandes canciones. Pero a pesar de este éxito, siguió trabajando duro para mejorar su oficio".

Frustración Olímpica

La buena forma física de Gwiazdowski en la clasificación Olímpica en Ottawa, en Canadá, significa que, como muchos atletas, podría haberse sentido frustrado por la demora de los Juegos.

Pero después de poner las cosas en contexto, decidió tratarlo como un problema más para resolver en el camino hacia la gloria.

"Cuando estás en una competencia máxima, estás ansioso por esa competición pero las cosas cambian y tienes que adaptarte y ser lo suficientemente resistente como para hacer cambios y estar listo para cuando llegue el momento", explicó el luchador de 27 años al Olympic Channel.

“Dentro de tu deporte puedes experimentas muchos obstáculos. Tener que viajar, entrenar, oponentes desconocidos... es parte del juego y sucederán cosas desafortunadas".

"No espero que las cosas salgan a mi manera, así que cuando surgen problemas, toca continuar y sé que soy capaz de tener éxito", argumenta.

"La estimulación para el cerebro es súper importante"

Gwiazdowski opina que el aplazamiento de un año de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y el confinamiento es una oportunidad para seguir desarrollando su mente, algo que cree que mejorará sus movimientos.

“Solo tienes que hacer lo que puedas por tu cuenta. Encuentra maneras de desafiarte a ti mismo en el día a día", dice.

“La estimulación para el cerebro es súper importante. Paso tiempo visualizando cosas que pueden pasar, repasando movimientos, cosas buenas y malas que pasan en combates, cómo enfrentarme a ello".

"Es crítico mantenerse mentalmente súper agudo porque si las respuestas llegan rápidamente a tu cerebro, tu cuerpo las seguirá".

"Estoy buscando mejorar aspectos técnicos en la pista. Ser más consciente del movimiento, ser técnicamente sólido en mis ataques y defensa. Hay algunas cosas muy, muy delicadas, como la posición de la cadera y el pie, que sé que si las domino, seré muy difícil de superar", concluye.

Por el Olympic Channel.