El nuevo estadio de hockey en Tokio 2020 será el más sostenible de la historia Olímpica

New Tokyo 2020 Hockey Stadium the most sustainable in Olympic history

A menos de un año para la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, el nuevo Oi Hockey Stadium fue inaugurado el pasado 17 de agosto.

El estadio, que está situado frente a la costa de la bahía de Tokio, está constituido por dos campos de juego que durante el periodo de los Juegos albergarán a 10.000 y 5.000 aficionados respectivamente.

El césped del estadio es el primero en este deporte que está hecho a partir de materias primas renovables. Fue diseñado para apoyar los objetivos de carbono neutrales de Tokio 2020 y al compromiso de la Federación Internacional de Hockey de hacer este deporte sostenible. El 60 por ciento del césped fue construido a partir de caña de azúcar, lo que supuso necesitar tres veces menos agua que los céspedes utilizados en anteriores Juegos Olímpicos para este deporte.

“Estamos en medio de la campaña ‘Gift of Hockey’ (El regalo del hockey) y acabáis de hacernos uno grande porque el premio aquí es la sostenibilidad, el desarrollo y el crecimiento continuo”, expresó Tayyab Ikham, director ejecutivo de la Federación Asiática de Hockey y miembro de la Comisión del Comité Olímpico Internacional.

Después de la ceremonia de inauguración del estadio, tuvo lugar el Ready Steady Tokyo Hockey Test; un evento en el que ocho equipos de categorías masculinas y femeninas jugaron en la nueva sede por primera vez. Entre ellos se encontraban las selecciones de Japón, India, Malasia, Nueva Zelanda, Australia y China.

“A las Hockeyroos nos enorgullece poner nuestro grano de arena para ayudar al medioambiente y creo que el hockey como deporte está preparado para producir campos de esta calidad y que tengan menos impacto medioambiental. Esto es algo grandioso para el futuro, no solo del mundo, sino también del hockey”, valoró la co-capitana de la selección femenina de hockey de Australia, Emily Chalker.

Esta iniciativa forma parte de los continuos esfuerzos de Tokio 2020 de realizar unos Juegos sostenibles, utilizando distintas tecnologías para minimizar el impacto medioambiental.

Por ello, las medallas utilizadas durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 han sido realizadas en su totalidad a partir de la reutilización de metales de dispositivos electrónicos ya inservibles.