El marinero que triunfó en Seúl 1988

El patrón Peter Holmberg del Oracle Racing (USA 76) antes de su carrera con Mascalzone Latino XII (ITA 72) en el puerto de Waitemata en Aucklands durante la Challenger Series. (Foto de Michael Bradley/Getty Images)
El patrón Peter Holmberg del Oracle Racing (USA 76) antes de su carrera con Mascalzone Latino XII (ITA 72) en el puerto de Waitemata en Aucklands durante la Challenger Series. (Foto de Michael Bradley/Getty Images)

Si bien ganar una medalla Olímpica es un objetivo personal para miles de atletas, para 24 países es un sueño que solo se ha hecho realidad una vez. Tokyo2020.org analiza este único momento glorioso y el impacto que tuvo en la vida de los atletas que lo lograron

Los inicios

El nombre Peter Holmberg siempre será sinónimo de vela en las Islas Vírgenes. Su amor y compromiso con el deporte lo vieron ganar la primera y única medalla Olímpica de este territorio dependiente de los Estados Unidos.

Nacido en St. Thomas, tanto Holmberg como su hermano mayor fueron introducidos a la navegación desde muy pequeños por sus padres. Su padre, Richard, tenía su base en St. Thomas mientras servía en la Marina y después de regresar a la isla caribeña para su luna de miel, nunca se fue. Incluso compitió en los Juegos Olímpicos de Munich 1972 en el equipo de las Islas Vírgenes.

Así que se podría decir que ser un atleta Olímpico viene de familia.

A la edad de nueve años, Holmberg estaba compitiendo en competiciones nacionales y a los 16 terminó tercero en el Campeonato Mundial Sunfish.

Durante sus años de estudiante asistió a la Universidad Estatal de Sonoma y compitió en el equipo de vela, al mismo tiempo que se graduaba con una licenciatura en administración. Después, Holmberg regresó a casa donde puso su mirada en los Juegos de Los Ángeles 1984.

Con 24 años eligió competir en la Finn - Dinghy para una persona, la clase más antigua del programa Olímpico. Después de prepararse en las Islas Vírgenes, había recaudado fondos suficientes para comprar una embarcación y se dirigió a los Estados Unidos para un año más de entrenamiento.

Finalmente, Holmberg terminó undécimo entre 36 embarcaciones en Los Ángeles 1984.

Haciendo historia

Después de sus hazañas en Los Ángeles 1984, Holmberg se centró en su intento de representar a las Islas Vírgenes en el escenario deportivo más importante, esta vez los Juegos Olímpicos de 1988.

Con la lección aprendida de Los Ángeles 1984, Holmberg viajó a la República de Corea un año antes de los Juegos para competir en la Regata Preolímpica. A pesar de terminar octavo, obtuvo una gran cantidad de conocimientos.

Decidió comprar un Finn de fabricación coreana y entrenar en las aguas de las Islas Vírgenes, que reproducían mejor las duras condiciones de navegación frente a la costa de Busan, en la República Popular Democrática de Corea.

A pesar de un comienzo inestable en la competición, los planes de Holmberg funcionaron. Ganó una medalla de plata en la categoría Finn, la única medalla Olímpica de las Islas Vírgenes hasta la fecha.

El impacto de la medalla

Después de su éxito Olímpico, Holmberg ganó el Campeonato Mundial Maxi de 1990 con Matador 2, pero tal vez su mayor hazaña aún estaba por llegar.

En 1996, Holmberg formó el Team Caribbean para la Copa América 2000 en Nueva Zelanda. La America's Cup es el trofeo más antiguo del deporte internacional.

Si bien recaudó 5 millones de dólares, no fue suficiente para la fecha límite para comenzar la construcción del barco. El equipo Caribbean optó por fusionarse con el equipo Dennis Conner y Holmberg se unió a Stars & Stripes, compitiendo en la Serie de Selección Challenger de la Copa América 2000, donde el equipo Dennis Conner terminó tercero.

Para la America’s Cup de 2003, Holmberg se unió al Oracle Team, terminando en un cercano segundo lugar en la Challenger Series. Sin embargo, a la tercera fue la vencida cuando el medallista de plata Olímpico se unió al ganador de la Copa América 2003, el Alinghi de Suiza, antes de la edición 2007 de la prestigiosa carrera.

Después de años de entrenamiento intensivo en Europa, Alinghi defendió con éxito la Copa América 2007.

Hoy en día, Holmberg sigue muy involucrado en la comunidad de la vela en las Islas Vírgenes.