El esfuerzo de su padre consiguió el primer boleto Olímpico de Esteban Soto

Manuel Esteban Soto, de Colombia, compite en la carrera de 20 km marcha en el Mundial de Atletismo de la IAAF de Londres 2017.  (Imagen por Alexander Hassenstein/Getty Images for IAAF)
Manuel Esteban Soto, de Colombia, compite en la carrera de 20 km marcha en el Mundial de Atletismo de la IAAF de Londres 2017. (Imagen por Alexander Hassenstein/Getty Images for IAAF)

El atleta colombiano clasificó a Río 2016 gracias a la ayuda de su padre. Entonces soñó con ganar una medalla, y podría hacer su sueño realidad en Tokio 2020

De momento, ha dado el primer paso.

Esteban Soto está dentro de la lista de preseleccionados de atletismo de Colombia para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en la prueba de 20 km marcha. Si consigue subir al siguiente nivel y estar en Tokio 2020 el próximo año, el atleta colombiano vivirá sus segundos Juegos Olímpicos consecutivos, después de los Río 2016, en los que bordó una gran actuación al finalizar en el top-ten (9º).

De esta forma cumpliría su segundo sueño Olímpico.

Pero ahora, dentro del Olimpo, sigue acordándose del primer boleto Olímpico -sin metáforas- de su vida.

En plena lucha por la clasificación para Río 2016, Soto necesitaba ir a la República Checa para competir y lograr su ansiado billete a los Juegos cuatro meses antes de la disputa de éstos.

“Me clasifiqué gracias a mi padre, que me costeó el tiquete para viajar, me gastó todo, gracias a Dios fue la persona que permitió estar allí en ese momento y estaba en óptimas condiciones. En el momento que me clasifiqué, me colocaban con buena expectativa para las justas, siempre entrené pensando en poder tener una medalla”, explicó recientemente Soto para Diario del Huila.

No solo sus inicios fueron duros. La carrera entera de un deportista requiere el apoyo de los que le rodean.

“Es verdad todo no es color de rosa, recuerdo mucho las lesiones porque un aprende muchísimo. Creo que esos episodios de la vida de ser deportista lo hacen a uno más maduro, uno puede reflexionar de lo que está haciendo mal o replantear para que un futuro todo salga bien”, cuenta.

En Río 2016 Soto quiso luchar por medalla, y sigue con la misma intención de cara a Tokio 2020.

"Mi meta y sueño es lograr la primera medalla Olímpica en la marcha para Colombia porque no la tenemos. Terminé ciclo Olímpico de Río de Janeiro, empezó otro que está a la vuelta de la esquina que es Tokio, estamos puliendo detalles para que todo salga perfecto”, reconoció en la entrevista.

Si finalmente consigue disputar la prueba de 20 km marcha en los Juegos, lo hará el 5 de agosto de 2021. Pero primero aún le queda camino por recorrer hasta entonces.