Donato Sabia, finalista Olímpico de 800 m, fallece a causa del COVID-19

Joaquim Cruz, #093 de Brasil, corre por la medalla de oro frente a Edwin Koech #584, Sebastian Coe #359, Donato Sabia #520 y Earl Jones #903 durante la final masculina de 800 m el 6 de agosto de 1984, durante la disputa de los Juegos Olímpicos, en el Los Angeles Memorial Coliseum en Los Ángeles, Estados Unidos. (Imagen por Tony Duffy/Getty Images)
Joaquim Cruz, #093 de Brasil, corre por la medalla de oro frente a Edwin Koech #584, Sebastian Coe #359, Donato Sabia #520 y Earl Jones #903 durante la final masculina de 800 m el 6 de agosto de 1984, durante la disputa de los Juegos Olímpicos, en el Los Angeles Memorial Coliseum en Los Ángeles, Estados Unidos. (Imagen por Tony Duffy/Getty Images)

El ex atleta de 56 años ha fallecido por COVID-19, según ha anunciado el 8 de abril el Comité Olímpico Italiano (CONI)

Sabia llegó a dos finales Olímpicas de 800 metros. En Los Ángeles 1984 finalizó quinto y cuatro años después, en Seúl, fue séptimo. El mejor resultado de su carrera fue cuando ganó el Campeonato de Europa de pista cubierta en 1984. Ese mismo año, el italiano, quien fue apodado Il Signore degli 800, consiguió su mejor marca, 1:43.88, que es todavía la tercera mejor de todos los tiempos de un atleta italiano en los 800 metros.

Sabia ha sido atendido durante varios días en la unidad de cuidados intensivos del hospital de San Carlo, en Potenza, en la región del sur de Italia de Basilicata. Tras una cadena terrible de acontecimientos, el padre de Sabia murió hace unos días también por COVID-19.

El presidente de la Federación Italiana de Atletismo (FIDAL), Alfio Giomi, expresó en un comunicado oficial: "Es una tragedia dentro de una tragedia. Donato era una persona a la que no podías no querer".

El presidente del Comité Olímpico Italiano (CONI), Giovanni Malagò, también se mostró muy afectado por la muerte de Sabia: "Estamos de luto por la pérdida de un gran actor de nuestro mundo, un campeón dentro y fuera de las pistas. En los últimos días me enteré de su estado de salud (...). Fue un fenómeno, no solo por sus dos finales Olímpicas, que le hicieron inolvidable, sino también por todos los títulos que ganó, como el Europeo en Gotemburgo, en 1984".

Por su parte, el presidente de World Athletics, Sebastian Coe, que corrió junto a Sabia en Los Ángeles 1984, dijo a través de sus redes sociales: "Profundamente triste por la pérdida de Donato. Un gran corredor, que ha sido arrebatado de la familia del atletismo demasiado pronto. Mis pensamientos están con su familia y con el atletismo italiano".