Dia Ba supera las adversidades para conseguir la única medalla de Senegal

Andre Phillips #1120 de los Estados Unidos cruza la línea ganando los 400 mv masculinos y estableciendo un nuevo récord Olímpico contra Amadou Dia Ba #898 de Senegal y Edwin Moses #1114 en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988. (Foto de Russell Cheyne/Getty Images)
Andre Phillips #1120 de los Estados Unidos cruza la línea ganando los 400 mv masculinos y estableciendo un nuevo récord Olímpico contra Amadou Dia Ba #898 de Senegal y Edwin Moses #1114 en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988. (Foto de Russell Cheyne/Getty Images)

Si bien ganar una medalla Olímpica es un objetivo personal para miles de atletas, para 24 países es un sueño que solo se ha hecho realidad una vez. Tokyo2020.org analiza este único momento glorioso y el impacto que tuvo en la vida de los atletas que lo lograron

Los inicios

Cuatro años antes de los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, Amadou Dia Ba de Senegal ya había estado cerca de poner a su país en la lista de naciones que habían ganado una medalla Olímpica. En la final masculina de 400 metros vallas en Los Ángeles 1984, Dia Ba hizo un tiempo de 49.28 y terminó quinto, solo un segundo detrás del ganador de la medalla de bronce. Ese día, la leyenda del equipo de Estados Unidos, Ed Moses, ganó su segunda medalla de oro Olímpica, continuando con su racha invicta.

Con cuatro años para los próximos Juegos Olímpicos, el atleta de 25 años estaba convencido de que podía ganar una medalla ya que conocía algunos de los errores que cometió en los Juegos de 1984.

"Era nuevo y cometí algunos errores que podrían haberse evitado", dijo a BBC Africa.

“Junto con mi entrenador, empezamos a trabajar duro para conseguir la medalla. En 1984, perdí mi oportunidad. Antes de los Juegos Olímpicos de 1988, estaba bien preparado: cuando llegue el momento, aspiraremos a una medalla".

Mientras tanto, Dia Ba se hizo con tres medallas de oro continentales más y quedó quinto en el Campeonato Mundial de 1987, donde Moses ganó el oro. Una vez más.

“Durante el período de cuatro años desde Los Angeles 1984 hasta Seúl 1988, compití contra los mismos corredores en todos los eventos: Ed Moses, Andre Philips y los alemanes Harald Schmid y Edgar Itt. Nos conocíamos muy bien”.

Haciendo historia

“En todos los Juegos Olímpicos, en cada evento, siempre hay un atleta entre los 5 o 10 mejores que aspira legítimamente a una medalla. En 1988, yo era uno de ellos".

El 25 de septiembre, Dia Ba estaba junto a sus rivales en Seúl 1988. Ninguno de los sospechosos habituales había fallado en asistir al evento. Tan solo había una nueva cara: el estadounidense Kevin Young, de 22 años.

Dia Ba estaba en el carril cinco y tenía una nueva estrategia.

“Esta carrera es tan técnica que no puedes decir 'intentemos'. Es un éxito o un fracaso. Quería usar mi estrategia habitual con 13 zancadas entre cada obstáculo hasta el 8, pero mi entrenador decidió cambiar después del 6 para terminar la carrera con 14 zancadas. De esa forma, sería más rápido. Pero al principio, me hizo más lento".

Antes del último obstáculo, Dia Ba fue tercero. La medalla de bronce era suya. Moses y Philips lideraban la carrera, pero un aterrizaje fantástico después del último obstáculo vio a Dia Ba cerrar la brecha con Moses, que estaba invicto desde 1977.

Los últimos pasos de Dia Ba y su caída en la línea casi le dan la gloria Olímpica. Al final, ganó la plata, Moses se llevó el bronce y Philips se hizo con el oro por 0,04 segundos.

Amadou Dia Ba en la reunión de la Comisión de Atletas de ACNO durante la 21a Asamblea General de ACNO el 13 de noviembre de 2016, en Doha, Qatar. (Foto de Steve Welsh/Getty Images para ACNO)
Amadou Dia Ba en la reunión de la Comisión de Atletas de ACNO durante la 21a Asamblea General de ACNO el 13 de noviembre de 2016, en Doha, Qatar. (Foto de Steve Welsh/Getty Images para ACNO)
2016 Getty Images

El impacto de la medalla

Dia Ba registró una mejor marca personal de 47,23 para ganar la primera y única medalla Olímpica de Senegal. El tiempo también sigue siendo un récord nacional.

Young ocupó el cuarto lugar con 47,94 antes de ganar el oro en Barcelona 1992 con un tiempo de 46,78 que sigue siendo un récord mundial hasta el día de hoy.

Para el corredor senegalés, la final Olímpica de 1988 mostró a la generación dorada del deporte.

"Éramos como una generación dorada. En ese momento, Moses era el mejor corredor del mundo, pero también estaban Philipps, Schmid, Young y yo".

Su medalla Olímpica fue también el momento más importante de su carrera: "Si subes a un podio Olímpico, te has ganado el derecho a celebrar el hecho de haber llegado primero, segundo o tercero. Una medalla es como llegar a la cima. Esto es a lo que aspiramos en los Juegos Olímpicos ".

Después de esa impresionante actuación, Dia Ba nunca pudo volver a alcanzar el mismo nivel debido a una lesión en el tendón de Aquiles. Se retiró del deporte por completo después de Barcelona 1992.