De la vida real a una surrealista: el confinamiento de Jessie Knight

EPSOM, INGLATERRA - 8 DE MAYO: La atleta Jessie Knight, de Gran Bretaña, posa tras un entrenamiento en el parque cerca de su casa en Epsom. Es además profesora en el colegio de Primaria Danetree, en Ewell el 8 de mayo de 2020. (Imagen por Naomi Baker/Getty Images)
EPSOM, INGLATERRA - 8 DE MAYO: La atleta Jessie Knight, de Gran Bretaña, posa tras un entrenamiento en el parque cerca de su casa en Epsom. Es además profesora en el colegio de Primaria Danetree, en Ewell el 8 de mayo de 2020. (Imagen por Naomi Baker/Getty Images)

Tokyo2020.org habla con la atleta del Team GB y profesora de Primaria sobre su confinamiento, su trabajo en el colegio y sus ilusiones de cara a los Juegos Olímpicos del próximo año

Sorpresa entre los vecinos

Si muchas personas vieran a un atleta internacional corriendo a toda velocidad por delante de sus ventanas, se frotarían los ojos con incredulidad. Pero esta experiencia surrealista es la nueva normalidad para los vecinos de Jessie Knight, miembro de la selección de Gran Bretaña, quien se está adaptando a la realidad del entrenamiento bajo el confinamiento.

"Mi entrenador dice que nos ciñamos al plan, así que nuestras sesiones se han mantenido igual", explica Knight, con un toque de travesura en sus ojos.

"Me acabo de comprar una rueda de medición y literalmente mide la distancia que hago. Así que mis vecinos tienen la visión extraña de mí haciendo 300 m en la calle a toda velocidad".

Knight, que logró el tercer tiempo más rápido del mundo este año en los 400 m -a pesar de haber sido primero una vallista de 400 mv-, ha decidido mantener una actitud positiva para sobrellevar la situación de cuarentena actual en el Reino Unido.

"Creo que al principio era un shock. Muchos atletas se quedaron decepcionados. Pero creo que ahora todo el mundo le ha dado vueltas a la cabeza, y pienso que los atletas han tenido que ser positivos. Lo mejor que se puede hacer ahora es ser positivo y, evidentemente, los objetivos ahora están en el próximo año".

View this post on Instagram

Looking for that post covid-19 life...

A post shared by Jessie Knight (@jessieknight400) on

Preguntas sin responder

El momento del confinamiento ha dejado a mucha gente con muchos 'y si...' en sus cabezas. Esto se agudiza especialmente para Jessie Knight, que estaba en el momento de su vida, en su construcción de Tokio 2020.

"Tuve un increíble avance en pista cubierta. Estaba en el momento de mi vida en el momento oportuno, en el año Olímpico. Todo en lo que estaba pensando desapareció", explica la atleta.

"Me había probado que, en un buen momento de forma, podría competir a un nivel de clase mundial, después todo esto se fue demasiado deprisa".

Pero incluso hay más 'y si...' para Knight, que sorprendió al mundo cuando venció en una prueba mundial el pasado febrero en el Gran Premio de Glasgow, con un tiempo de 51.57 segundos.

Y eso que Jessie Knight no se considera a sí misma como una corredora de 400 m.

De hecho, debido al confinamiento, este año todavía no ha tenido la oportunidad de correr en su disciplina predilecta, las vallas.

"Como atleta individual, creo que soy una vallista de 400 m", sugiere Knight.

"Es una lástima porque no he podido competir en 400 metros vallas en mi estado actual de forma. Por estadística creo que soy mejor en los 400 m lisos, pero no he podido probar las vallas este año".

EPSOM, INGLATERRA - 8 DE MAYO: Jessie Knight, de Gran Bretaña, entrenando el 8 de mayo de 2020 en Epsom, Inglaterra. (Imagen por Naomi Baker/Getty Images)
EPSOM, INGLATERRA - 8 DE MAYO: Jessie Knight, de Gran Bretaña, entrenando el 8 de mayo de 2020 en Epsom, Inglaterra. (Imagen por Naomi Baker/Getty Images)
2020 Getty Images

La ventaja del encierro

La nueva realidad de una Gran Bretaña encerrada han significado que Knight no solo tuviera que adaptar su entrenamiento atlético, sino también su horario como maestra de escuela primaria de sexto año.

Pero eso no ha sido necesariamente del todo malo.

Hace tan solo tres años, Knight había abandonado el atletismo por completo, ya que la dificultad de lograr un equilibrio entre el trabajo y la vida como maestra primeriza resultaba demasiado difícil de manejar.

Ahora que los maestros trabajan desde casa, hacer malabarismos con el trabajo y los entrenamientos es algo más fácil para ella.

"Creo que se ha vuelto más fácil, porque estoy trabajando desde casa, desde las nueve hasta las cuatro. Y luego voy a la pista para entrenar y encuentro un lugar para estacionar mucho más rápido".

"Suelo terminar de entrenar entre las seis y media y las siete, en lugar de las nueve de la noche. Así que mi jornada laboral se ha acortado un poco”, comenta.

Además, entrenar sola ha significado que tiene menos distracciones.

“Obviamente, cuando estás entrenando sola, no hay nadie con quien hablar, por lo que tiendes a hacer el entrenamiento un poco más rápido. Nuestro calentamiento puede llevar mucho tiempo a veces, solo porque estamos charlando y vamos haciendo sobre la marcha".

"Ahora, me gusta mucho ir a la pista, entrenar y volver a casa". Así que creo que se ha vuelto un poco más fácil".

Tendría sentido centrarme en el atletismo ya que estoy compitiendo con chicas que son atletas a tiempo completo

Planificación para el período previo a Tokio

Una de las preguntas más importantes en la vida de Knight en este momento es cómo se las arreglará para entrenar para los Juegos Olímpicos del próximo año en Tokio, ya que busca competir al mismo nivel que muchas atletas que pueden dedicar cada minuto de su tiempo a sus deportes.

Es una pregunta que está buscando responder en un futuro muy cercano.

"Estoy tomando esa decisión mientras hablamos. Definitivamente no voy a dejar la escuela por completo. Para mí, es importante ser profesora y atleta".

"Pero he pensado que tal vez podría trabajar solo tres días y todo sería un poco más fácil".

“Mi escuela es muy solidaria en todos los sentidos, por lo que hay muchas conversaciones con el director y me han dicho que me apoyarán en todo lo que puedan. Así que creo que en las próximas dos semanas tomaré esa decisión".

"Pero con los Juegos Olímpicos aplazados un año, tendría mucho sentido darlo todo, ya que estoy compitiendo con chicas que son atletas a tiempo completo".

Algo a tener en cuenta son los sacrificios que implica trabajar a tiempo completo y el régimen de entrenamiento agotador requerido para lograr un lugar en los Juegos Olímpicos. Esta situación puede tener desventajas potencialmente serias para un atleta.

"En este momento ni siquiera puedo ver a un fisio o recibir un masaje porque no tengo tiempo. Entonces, si tengo alguna molestia que me preocupa, tendría que perder una sesión de entrenamiento para ir a ver a un fisio, y en realidad no tengo tiempo".

"Por lo tanto, lo que suele pasar, a menos que esté realmente preocupada por una lesión, es que simplemente no recibo tratamiento. Mientras que si pudiera dedicarme a tiempo parcial, al menos podría usar uno de esos dos días adicionales para pensar, 'podría recibir un poco de tratamiento hoy'. Creo que en realidad podría dormir más, recuperarme mejor y cuidar mi cuerpo... porque lo estoy poniendo bajo bastante presión", explica riendo.

Su maestra de escuela interna

Cuando habla de los niños de su clase de sexto año, no sorprende que Jessie Knight se haya convertido en maestra de Primaria.

La deportista tiene fuertes puntos de vista sobre el tipo de entrenamiento que los niños que quieren empezar en el atletismo deberían hacer, y para ella lo más importante es que se diviertan.

"Creo que como niños tiene que ser muy social", explica. "Puedo recordar aquellos días en los que participaba en todas las carreras. Acabas de aparecer y simplemente dabas lo mejor de ti porque no había presión. Simplemente ibas y te divertías. Así que diviértete, disfrútalo y pasa tiempo con tus amigos y haz que sea muy social".

Es una filosofía que Knight adopta cuando enseña a su propia clase: "¡Creo que realmente están inspirados y las clases son muy divertidas!".

Y el afecto que siente por los niños es obvio.

"Honestamente, han sido increíbles. Piensan que soy la mejor atleta del mundo, no lo entienden todo", dice la profesora de Primaria con cierta autocrítica.

“Si pudiera pedir un deseo y tener a los 32 niños y niñas de vuelta en el aula ahora mismo, lo haría. Pero es una situación muy difícil".

De vuelta a la realidad

Knight siente lo mismo sobre entrenar nuevamente con su grupo. A ella le encantaría que sucediera, pero la realidad de hoy no lo permite.

“Creo que pasarán muchas más cosas antes de eso. Para ser sincera, no creo que debamos entrenarnos como grupo. Obviamente, me encantaría, pero en términos de la situación actual, no tiene sentido".

“Para ser honesto, la mayoría de los atletas se han adaptado al entrenamiento solos. La sensación era bastante desalentadora al principio, pero en realidad te das cuenta de que puedes hacerlo".

"Sinceramente, creo que pasará mucho tiempo hasta que podamos volver a entrenar juntos. Pero ya veremos", apunta.

La llamada de Tokio

Por ahora, Knight puede estar feliz porqué ha mostrado el tipo de forma que podría verla competir no en uno, sino en dos eventos en Tokio, algo que estaba muy lejos de su mente hace poco tiempo cuando tuvo que elegir entre el atletismo y la "vida real".

Y a pesar de que la vida real ha sido reemplazada por una vida más surrealista en este momento, su sueño de llegar a Tokio sigue en marcha.