De la clausura a un nuevo inicio: otras aspiraciones de México en Tokio 2020

La bandera mexicana entre las flechas de la tiradora con arco Aída Román en Londres 2012.  (Imagen por Paul Gilham/Getty Images)
La bandera mexicana entre las flechas de la tiradora con arco Aída Román en Londres 2012. (Imagen por Paul Gilham/Getty Images)

Tal día como hoy, pero hace 52 años, tuvo lugar la Ceremonia de Clausura de los Juegos Olímpicos de México 1968. Desde entonces, esta nación no ha dejado de brillar en las justas Olímpicas, pero, ¿cómo lo hará en los Juegos Olímpicos del próximo verano?

Tras analizar durante las dos últimas semanas las medallas ganadas por México en sus propios Juegos y la evolución de estos deportes (boxeo, atletismo, natación, esgrima y clavados) hasta llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, la nostálgica serie llega a su fin hoy, justo 52 años después de la Ceremonia de Clausura de México 1968.

Pero tras clausurar hay que volver a abrir, y es un abrir de puertas hacia el futuro. Hay muchos otros deportes que evolucionaron en gran medida en las últimas décadas en la nación, y hoy Tokio 2020 repasará otras grandes aspiraciones que tiene México para brillar en los Juegos más inmediatos, los del próximo verano en Japón.

Quienes ya han celebrado: 46 plazas obtenidas

Ciertos atletas o equipos mexicanos ya han logrado su boleto para los Juegos Olímpicos y, aunque en algunos esto fuera un trámite obvio, para otros clasificar ha sido ya la meta.

El caso de la pentatleta Mariana Arceo es particular, ya que, tras vivir una de sus mayores alegrías de su carrera deportiva al clasificar para Tokio 2020, fue la primera deportista mexicana en enfermar de coronavirus. Su lucha fue dura, pero consiguió salir, y ahora de nuevo puede volver a mirar al horizonte, a Tokio.

Las selecciones de sóftbol y de béisbol, por ejemplo, hicieron historia al clasificarse ambas por primera vez para la justa Olímpica. En Tokio 2020 se espera que puedan bordar una buena actuación o incluso, como en el caso de ellas, llegar al podio Olímpico.

Jane Valencia también hizo historia. Consiguió el último boleto Olímpico de México para Tokio 2020 antes del parón por la pandemia del COVID-19, el pasado marzo, pero además se convirtió en la primera mujer mexicana en clasificarse para unos Juegos Olímpicos en el deporte de la lucha.

Estos son solo cuatro casos de deportistas o conjuntos mexicanos clasificados ya para Tokio 2020. Sin embargo, hay muchos más.

A día de hoy -y antes de reanudarse algunas competiciones deportistas internacionales y los torneos clasificatorios-, México cuenta con 86 deportistas clasificados, que ocupan 46 plazas Olímpicas.

Quienes buscan su boleto

Sin embargo, estas alegrías pueden dilatarse en los próximos meses. Aún quedan plazas por decidirse.

El fútbol es uno de los deportes reyes en México, y precisamente la selección masculina fue la última en conseguir una medalla de oro en unos Juegos (los de Londres 2012), al superar en la final a la Brasil de Neymar.

De cara a Tokio 2020, México podría contar con opciones de repetir algo grande, ya que en sus filas destacan jugadores como el joven Diego Lainez, pero primero tendrá que superar el Preolímpico, que tendrá lugar del 15 al 28 de marzo de 2021 en Guadalajara. En la primera fase, México se enfrentará a Estados Unidos, Costa Rica y República Dominicana, mientras que los dos mejores se verán las caras con los mejores del otro grupo, que está compuesto por Honduras, Canadá, El Salvador y Haití.

En deportes menos tradicionales México también cuenta con opciones de ver atletas propios en acción en Tokio.

Por ejemplo, el surf mexicano aún tiene posibilidades de estar en los Juegos Olímpicos. Jhony Corzo se convirtió en campeón mundial de surf en 2018, y desde entonces tiene las miras puestas para clasificarse para Tokio 2020. En el caso de las mujeres, Leila Takeda también espera poder vivir el debut de su deporte en unos Juegos Olímpicos. Su reto es quedar entre las cuatro mejores del Mundial para surfear las aguas de las playas niponas.

View this post on Instagram

X

A post shared by Jhony Corzo (@jhonycorzo) on

Otro deporte con opciones de sumar clasificados es el tenis de mesa. Yadira Silva tiene un panorama complicado pues en el clasificatorio sólo hay tres boletos disponibles, pero Marcos Madrid espera lograr una de las cuatro plazas en disputa por ranking.

En bádminton, Lino Muñoz es uno de los candidatos a conseguir un boleto; actualmente ocupa la posición 30 del ranking mundial lo que lo acerca a la justa veraniega.

Y el golf también se alza como una ocasión perfecta para representar a México en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Tienen opciones de conseguir su plaza Gaby López, María Fassi, Abraham Ancer y Carlos Ortiz.

Fuertes aspiraciones a medalla

Grandes estrellas del deporte mexicano tienen también opciones de clasificar para Tokio 2020 y de, incluso, llevarse una presea Olímpica. Uno de los deportes con más aspiraciones a medalla es el de clavados, pero habrá más posibilidades para México.

La arquera Aída Román ganó una plata individual en Londres 2012, pero quiere aumentar su palmarés en Tokio 2020, con una nueva presea por equipos. En individual también hay grandes opciones de medalla de la mano de Alejandra Valencia, que ya fue cuarta en Río 2016.

Por su parte, María Espinoza, referente en el taekwondo internacional, es triple medallista Olímpica, y de hecho una de sus tres preseas -logradas en los tres últimos Juegos-, fue de oro, lograda en Pekín 2008. La deportista se sigue viendo con fuerzas de obtener una medalla más en Tokio 2020.

"Me siento motivada por un sueño más, por unos Juegos Olímpicos más, por una medalla Olímpica más, que sé que aún falta un proceso por definir en México, en mi categoría, pero siempre me levanto aunque la realidad no todos los días son buenos en el aspecto motivacional para entrenar, pero tengo un sueño así que trabajo el cuerpo y la mente para dar lo mejor de mí", expresó Espinoza a finales de agosto para Marca Claro.

A ocho meses para el banderazo de salida de los Juegos Olímpicos, se espera que la delegación mexicana esté integrada por alrededor de 150 deportistas.

Con un poco más del 50 por ciento de las plazas totales ya aseguradas, quedan por delante unos meses apasionantes repletos de procesos clasificatorios y en los que, ante todo, la salud de los atletas será la máxima prioridad. Pero el objetivo final está claro: los atletas mexicanos quieren asegurar al menos el mismo número de éxitos que en México 1968, donde la delegación se hizo con nueve preseas. La vez que más en su historia... hasta ahora.