Todo por la bandera de Chile

Daniela Zamora, de Chile, compite por un balón contra Aivi Luik, de las Matildas, durante un amistoso el 12 de noviembre de 2019 en Adelaida, Australia. (Imagen por Mark Brake/Getty Images)
Daniela Zamora, de Chile, compite por un balón contra Aivi Luik, de las Matildas, durante un amistoso el 12 de noviembre de 2019 en Adelaida, Australia. (Imagen por Mark Brake/Getty Images)

La delantera de La Roja Daniela Zamora renunció a su trabajo por el sueño de clasificar para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Los Juegos Olímpicos tienen una fuerza que supera lo inimaginable para muchos atletas.

La postergación de Tokio 2020 ha hecho que algunos de ellos decidieran aplazar también sus retiradas, y para otros ha significado el parón de sus carreras profesionales al margen del deporte.

Es el caso de la delantera de la selección chilena de fútbol femenino Daniela Zamora, si bien ella lo hizo antes de que la pandemia por la COVID-19 paralizara el mundo. Cuando todavía nadie podía esperar el aplazamiento de los Juegos.

"Renuncié a mi trabajo en febrero para dedicarme cien por cien al fútbol, pensando en una clasificación a los Juegos Olímpicos y hacer un buen año con la U (Universidad de Chile, su equipo)", ha contado recientemente la futbolista de La Roja para La Tercera

Así, Zamora dejó de lado su profesión de analista en control de gestión en una compañía de seguros.

Y entonces, llegó la pandemia.

Marzo fue el mes que más cambió las vidas de todas las personas a nivel mundial, ya que fue cuando comenzaron los confinamientos en diversos países.

Evidentemente, no fue algo ajeno a Zamora.

"Lo que más hice es aprovechar de ordenar lo que no había ordenado nunca, limpiar las paredes, cosas que uno deja de lado por tiempo. Aproveché también de cocinar harto, he aprendido porque no le pegaba mucho, pero ya estoy más acostumbrada. Y ahora en agosto me puse a trabajar de nuevo, en un proyecto por dos meses", explicó en la misma entrevista.

Miranda Nild, de Tailandia, y Daniela Zamora, de Chile, durante un encuentro de la Copa del Mundo femenina de la FIFA 2019, el 20 de junio de 2019 en Rennes, Francia. (Imagen por Richard Heathcote/Getty Images)
Miranda Nild, de Tailandia, y Daniela Zamora, de Chile, durante un encuentro de la Copa del Mundo femenina de la FIFA 2019, el 20 de junio de 2019 en Rennes, Francia. (Imagen por Richard Heathcote/Getty Images)
2019 Getty Images

Zamora, que es internacional con su selección desde 2018, se encuentra más cerca que nunca de disputar unos Juegos Olímpicos de fútbol.

La repesca por una plaza Olímpica ante la selección de Camerún se iba a disputar en abril, pero la pandemia obligó a la cancelación del encuentro.

Por ello, Zamora desea que su combinado recupere las sensaciones antes de que verse las caras finalmente con Camerún.

"Tengo mucha confianza de que vamos a llegar de una buena manera al repechaje. Si es así, tenemos hartas probabilidades de clasificar, si es que podemos hacer nuestro juego y no caemos en el suyo, que el físico marque el partido. Nosotras con toque de balón y jugadas podemos hacerles harto daño. Tengo harta confianza de que nos puede ir bien. Ojalá lograr el objetivo de clasificar a los Juegos Olímpicos".

Por el momento, la selección de Chile ha vuelto a retomar su camino a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, ya que hace dos semanas pudo volver a los entrenamientos, marcados todavía por la distancia social, y después de cinco meses de entrenamientos en casa de las jugadoras.

"Estoy súper contenta de volver a los entrenamientos. Echaba mucho de menos la cancha. Es una alegría poder ponerse de nuevo los zapatos, estar en el pasto... aunque recién estamos en fase 1, ya es una felicidad poder ir a la cancha y ver a las compañeras, aunque sea de lejos", comentó la delantera en una entrevista para la web oficial de su equipo, la Universidad de Chile.

Esta alegría no le hace separarse de su sueño de clasificar para Tokio. Aunque eso sí, Zamora sabe que Camerún no se lo pondrá fácil. "Es un equipo fuerte. Su parte más fuerte es el físico que tienen".

El objetivo está claro, y ya está en la cancha. El tiempo vuelve a moverse para una deportista que paralizó toda su vida por Tokio 2020.