Cómo Lynn 'El Salto' Davies consiguió el oro en Tokio 1964

Lynn Davies de Gran Bretaña salta 8.07 m para ganar el oro en salto de longitud en los Juegos Olímpicos de Tokio 1964. Crédito obligatorio: Allsport Hulton/Archive
Lynn Davies de Gran Bretaña salta 8.07 m para ganar el oro en salto de longitud en los Juegos Olímpicos de Tokio 1964. Crédito obligatorio: Allsport Hulton/Archive

En octubre de 1964, Tokio fue por primera vez sede de unos Juegos Olímpicos. Para celebrar el aniversario, Tokio 2020 le acercará algunos de los momentos más increíbles e históricos que tuvieron lugar hace 56 años. En una nueva parte de la serie, repasamos la historia del atleta galés y su momento ganador 

Los antecendentes

Hijo de un minero del carbón, Lynn Davies nació en Nant-y-moel, cerca de Bridgend, Gales, el 20 de mayo de 1942.

Davies, quien consolidaría su estatus de estrella mundial después de Tokio 1964, comenzó a competir en atletismo a los 18 años en competiciones juveniles y progresó como saltador de longitud.

Sin embargo, es justo asumir que no esperaba competir en los Juegos Olímpicos cuatro años después.

Después de clasificarse para representar al equipo galés en los Juegos de la Commonwealth en Perth 1962, Davies rompió el récord británico con un salto de 7,72 m, sin alcanzar el podio por solo 0,01 m.

Davies buscaba mejorar y se inspiró en el atleta soviético Igor Ter-Ovanesyan, que ganó la medalla de oro en el Campeonato de Europa de 1962 utilizando una técnica llamada 'patada de enganche', en la que los brazos y piernas de un atleta permanecen en movimiento incluso después de despegar.

El momento

Aunque Davies había mejorado rápidamente, todavía no estaba entre los favoritos para ganar la medalla de oro en los Juegos de Tokio 1964.

A pesar de llegar a la final tras clasificarse con el segundo salto más largo, muy pocas personas confiaban en el atleta británico ante el campeón defensor Ralph Boston (Estados Unidos) o incluso contra Ter-Ovanesyan.

Sin embargo, el día de la final, cuando todo estaba en juego, Davies ganó el oro con un salto de 8.07 m, poniendo fin a una racha de ocho victorias consecutivas de Estados Unidos en la competición masculina de salto de longitud Olímpico.

Pero, ¿cómo sucedió?

En 2014, durante una entrevista conjunta con Ralph Boston para conmemorar el 50 aniversario de los Juegos, Davies recordó lo que sucedió en la BBC Radio Wales Sport.

"Escuché a Ralph decir 'No creo que nadie salte 8 metros hoy'. Pensé que tenía una oportunidad", dijo Davies.

A lo que Boston respondió: "Si hubiera sabido que estabas escuchando, no lo habría dicho".

Esta es solo una pequeña parte de la historia.

En la mente de Davies, la verdadera razón por la que consiguió el oro y se ganó el apodo de Lynn "El Salto" Davies fue el clima.

Tokio, una ciudad conocida por sus veranos húmedos, experimentó un clima muy diferente ese día de octubre. Las condiciones lluviosas y frías, que eran más parecidas al otoño en Gales, ayudaron a Davies.

Incluso dijo: “Si no hubiera sido así, y el día hubiera sido cálido, estoy seguro de que no habría ganado”.

Por supuesto, esto no le quita mérito y determinación. Davies ganó merecidamente el oro y con él hizo historia, superando a Boston (8,03 m) y Ter-Ovanesyan (7,99 m) en su camino a la victoria.

Al hacerlo, se convirtió en el primer galés en ganar una medalla de oro Olímpica individual. También ostentaba el título del único británico en ganar el oro en salto de longitud en los Juegos Olímpicos hasta el triunfo de Greg Rutherford en Londres 2012.

Lynn Davies de Gran Bretaña completando su medalla de oro ganando salto de longitud de 8.07 m en los Juegos Olímpicos de Tokio de 1964. (Foto de Express Newspapers/Getty Images)
Lynn Davies de Gran Bretaña completando su medalla de oro ganando salto de longitud de 8.07 m en los Juegos Olímpicos de Tokio de 1964. (Foto de Express Newspapers/Getty Images)

¿Qué pasó después?

Después de sus actos heroicos en Tokio 1964, Davies continuó disfrutando del éxito, ganando el oro en el Campeonato de Europa de 1966 en Budapest y luego la plata tres años después.

En 1966, durante los Juegos de la Commonwealth, también ganó el oro y volvió a defender su título en los Juegos de la Commonwealth de 1970, convirtiéndose en el primer atleta en ganar títulos consecutivos.

Sus hazañas en los Juegos de la Commonwealth, los Campeonatos de Europa y los Juegos Olímpicos lo vieron coronado dos veces como el ganador del premio a la Personalidad Deportiva del Año de la BBC de Gales en 1964 y 1966.

Sin embargo, en los Juegos de la Ciudad de México de 1968, Davies terminó noveno y no pudo defender su corona Olímpica, mientras que en los Juegos de Múnich 1972 solo pudo terminar en el puesto 18.

Después de anunciar su retiro en 1973, Davies fue empleado como director técnico de Atletismo Canadiense hasta 1976, y más tarde preparó al equipo de Gran Bretaña para los Juegos de Moscú 1980 y Los Ángeles 1984.

Más tarde, Davies inició una carrera en la radio en la BBC de Gales antes de trabajar como profesor titular de educación física en la universidad en Cardiff. Finalmente, Davies fue presidente del Consejo de Miembros de Atletismo del Reino Unido de 2003 a 2011.

El ex-saltador de 78 años sigue siendo uno de los nombres más respetados del deporte británico.