Christa Deguchi: "Mi objetivo es ganar la primera medalla de oro de judo de Canadá"

Christa Deguchi de Canadá y Anastasiia Konkina de la Federación de Rusia compiten en la segunda ronda del Grupo C del 57 kg femenino en el Campeonato Mundial de Judo 2019. (Foto de Kiyoshi Ota/Getty Images)
Christa Deguchi de Canadá y Anastasiia Konkina de la Federación de Rusia compiten en la segunda ronda del Grupo C del 57 kg femenino en el Campeonato Mundial de Judo 2019. (Foto de Kiyoshi Ota/Getty Images)

La atleta cambió del equipo de Japón al equipo de Canadá para reconocer sus raíces y competir en los Juegos Olímpicos

La judoca número 1 del mundo, Christa Deguchi, sabía que estaba tomando un riesgo cuando cambió Japón por Canadá.

"Fue una decisión difícil, pero me ha puesto en el camino correcto para una plaza Olímpica", dice.

La judoca de 24 años, que nació en Nagano de madre japonesa y padre canadiense, sabía que si quería competir en Tokio 2020, su mejor opción era hacerlo bajo los colores de Canadá ya que en el equipo japonés su plaza no estaba garantizada.

“Canadá me contactó por primera vez cuando estaba en la escuela secundaria. Estaba en el equipo de Japón en ese momento y no pensé que iba a cambiar de país. En 2017, me contactaron nuevamente".

No fue una decisión fácil, pero su sensei, el mismo que la había estado entrenando desde que tenía tres años, le aconsejó que eligiera el país que la llevaría más cerca de los Juegos Olímpicos.

"Después de hablar con familiares, entrenadores y amigos, decidí hacer el cambio", explica a Tokio 2020.

Entonces, en 2017 y poco antes de cumplir 22 años, la edad legal en Japón para elegir la ciudadanía para las personas con doble nacionalidad, anunció su decisión de representar al equipo de Canadá y se retiró formalmente del equipo nacional japonés.

Sin embargo, su camino a Tokio 2020 estuvo lleno de desafíos.

Deguchi no pudo competir durante un tiempo antes de poder obtener la autorización internacional para hacerlo por Canadá. Es un requisito de la Federación Internacional de Judo que los atletas de doble nacionalidad no compitan durante tres años después de cambiar de país.

“Fui afortunada. No competí por Japón durante unos años pero ese fue el tiempo necesario para que el equipo japonés me liberara para poder competir por Canadá", explica.

Ahora representando a Canadá se tiene que enfrentar a los mejores judokas del mundo, algunos de los cuales son sus antiguos compañeros de equipo japoneses.

Haciendo historia

Como una judoca canadiense de pleno derecho, Deguchi disfruta de una carrera notable en el circuito internacional donde ganó su primera gran competición y su primera medalla de bronce en el Campeonato Mundial 2018.

El año siguiente fue extra especial. Con su padre a su lado durante toda la competición, Deguchi hizo historia en el Campeonato Mundial de 2019 al convertirse en la primera campeona mundial de judo de Canadá, superando a su ex compañera de equipo japonesa YOSHIDA Tsukasa por el título de -57 kg.

Fue una victoria presenciada por la audiencia japonesa en el emblemático Nippon Budokan y su padre no pudo estar más orgulloso de su logro y de su decisión de representar a Canadá.

“Ganar el oro para Canadá fue un momento especial y un punto culminante en mi carrera. Intento no pensar en los detalles de los combates o en los resultados que necesito obtener. Trato de mantener mi mente lo más en blanco posible y solo enfocarme en mi pelea y en cómo voy a atacar a mi oponente”, apunta.

Es probable que la racha ganadora de Deguchi continúe.

A principios de este año y antes de que la mayoría de países empezaran a detener las actividades debido al COVID19, Deguchi regresó al escenario internacional para sellar su cuarto título en uno de sus eventos favoritos, el Grand Slam de París, donde venció a la ex campeona mundial Sumiya Dorjsuren de Mongolia.

Dominando el evento durante tres años seguidos, Deguchi dice: "No sé por qué, pero por alguna razón, ¡hay algo en París! Realmente disfruto pelear allí y, en general, el ambiente es increíble. La energía de la multitud realmente me ayuda durante el torneo".

Por amor a los gatos y al judo

A pesar de que Deguchi ahora representa a Canadá, no le ha dado la espalda por completo a Japón, especialmente porqué comenzó en el judo en el país cuando tenía tres años, cuando correteaba por el dojo y jugaba con los niños mayores.

Aún instalada en el país nipón, Deguchi se mudó a Yamanashi desde Nagano y actualmente se está entrenando en su universidad, la Yamanashi Gakuin, aunque su rutina tuvo que cambiar debido a la COVID-19.

"He tenido suerte. Encontré un gimnasio privado para hacer ejercicio y también he aumentado mi entrenamiento cardiovascular".

"Ha sido un gran desafío entrenar sola y, a veces, es limitante porque no tengo a nadie que me miré. Así que mis entrenadores han alterado mis rutinas lo mejor que han podido para adaptarse a la situación".

Deguchi, que sigue siendo una figura popular en Japón, también mantiene una buena relación con sus antiguos compañeros de equipo japoneses.

"No podemos vernos tan a menudo como antes, pero cuando lo hacemos, nada ha cambiado realmente. Es realmente agradable".

Y mientras tanto, sus gatos, Tuna y Mayo, le hacen compañía durante este extraño momento de distanciamiento social y la ayudan a mantenerse mentalmente fuerte.

"Sí, me han acompañado durante la cuarentena. Jugar con ellos, pasar tiempo con ellos me ayuda a relajarme".

Ella los llama su 'medicina'.

Pero incluso en su tiempo de inactividad con sus gatos, Deguchi echa de menos el judo y no puede esperar a volver a la realidad para continuar sus preparativos para Tokio 2020.

Con el judo listo para regresar al Nippon Budokan, donde hizo su debut en Tokio en 1964, será el escenario para que la atleta canadiense muestre su dominio del judo, un deporte que cree que encarna el espíritu y los valores Olímpicos.

"Para mí, lo más importante en el judo es mostrar respeto a tus oponentes sin importar si ganas o pierdes".

"Trato de controlar mis emociones antes, durante y después de los combates por respeto a mis contrincantes. Ellos también han trabajado duro para llegar a su posición y eso merece respeto", afirma.

Su rivalidad en Tokio 2020

Si Deguchi se clasifica para los Juegos, su rivalidad con YOSHIDA Tsukasa de Japón es algo que la gente estará ansiosa por ver en Tokio 2020.

Las dos han estado luchando en el dojo desde la escuela secundaria desde que Deguchi derrotó a Yoshida en el Campeonato Juvenil de Japón.

Ambas se han enfrentado en el escenario internacional, y en cada caso, mostrando quién es la mejor judoka.

Cuando Yoshida ganó el oro en el Campeonato Mundial 2018, Deguchi se lo arrebató al año siguiente. Esto significa que Deguchi ahora tiene una victoria de 2-1 sobre la estrella japonesa, quien busca una revancha el próximo año.

"Si la encuentro en la final en Tokio 2020, ganaré", dijo Yoshida después del Campeonato Mundial.

Sin embargo, Yoshida ya se ha clasificado para los Juegos, mientras que Deguchi aún tiene que asegurar su boleto.

"Quiero pelear algunas veces antes de los Juegos y todavía tengo que competir contra una compañera de equipo en Canadá en un playoff para asegurar la plaza Olímpica", comenta Deguchi.

Pero Deguchi ve a todas como sus rivales, no solo a Yoshida, especialmente en una categoría muy disputada para las judokas femeninas.

"Todas en la categoría de -57 kg son una rival potencial. Es la categoría más competitiva en el judo femenino".

"Por supuesto, mi objetivo es ganar la primera medalla de oro de judo de Canadá, pero no creo que sea la favorita. La categoría -57kg es una de las divisiones más difíciles en el judo. Tendré que dar lo mejor de mí para lograr mi objetivo".

Si bien Japón todavía tiene un dominio sin igual en el judo y tiene la ventaja de haber ganado 39 oros Olímpicos, Deguchi está en una posición privilegiada para hacer historia.