El campeón del mundo de gimnasia, Carlos Yulo, tiene un as bajo la manga para Tokio 2020

MANILA, FILIPINAS - 4 DE DICIEMBRE:  Yulo Carlos Edriel, #114, de Filipinas, consigue la medalla de plata en barras paralelas en los Juegos del Sudeste de Asia el 4 de diciembre de 2019 en Manila, Filipinas. (Imagen por Gary Tyson/Getty Images for SEA Games)
MANILA, FILIPINAS - 4 DE DICIEMBRE: Yulo Carlos Edriel, #114, de Filipinas, consigue la medalla de plata en barras paralelas en los Juegos del Sudeste de Asia el 4 de diciembre de 2019 en Manila, Filipinas. (Imagen por Gary Tyson/Getty Images for SEA Games)

La historia del filipino Carlos Yulo apunta a otro momento dorado en los Juegos Olímpicos de Verano

Carlos Yulo, campeón del mundo de gimnasia, sabe lo que se hace.

A pesar de una exhibición mediocre durante las clasificaciones en la Copa del Mundo de Baku, el gimnasta filipino no parece ni un poco preocupado.

Yulo está centrado en lo que puede ser otro momento histórico para él en los Juegos Olímpicos de Tokio de este verano.

El campeón del Mundo de 2019 no tuvo una actuación estelar en ejercicio de suelo en Baku, donde solo logró un 11.900 en barras paralelas y 13.916 en salto de caballo. Más allá de sus capacidades de ganar la medalla de oro en el ejercicio de suelo, Yulo es excelente en barras paralelas, donde consiguió un 14.833 en la final de concurso completo del Mundial, y en salto de caballo, donde por poco se perdió la final del año pasado.

“No se preocupa en absoluto esto de cara a los Juegos de Tokio. Está entrenando duro y ya está clasificado", dijo la presidenta de la Asociación Gimnasta de Filipinas, Cythia Carrion, a Rappler.

Yulo consiguió la clasificación directa para los Juegos Olímpicos a través de su concurso completo en la ronda preliminar de los Campeonatos del Mundo de Gimnasia Artística del pasado octubre. Hizo historia por segunda vez en el evento, convirtiéndose en el primer campeón del mundo de Filipinas. En 2018, ganó la primera medalla para su país en este campeonato, en el que logró el bronce.

Un as bajo la manga

En Baku, Yulo no compitió en su evento característico, el ejercicio de suelo.

“Va a sorprender. Está entrenando en nuevas habilidades y lo verá desde fuera (en la Copa del Mundo). Está trabajando de manera muy científica”, contó Carrion antes del campeonato.

Una de estas nuevas habilidades podría ser el triple mortal hacia atrás que ha enseñado a sus aficionados a través de su cuenta de Instagram.

Estos nuevos elementos pueden ser cruciales para Yulo, que podría hacer historia en los Juegos de Tokio si repitiera cualquiera de sus logros en los dos últimos Campeonatos del Mundo de Gimnasia Artística. Una medalla, de cualquier color, sería la primera de su país en unos Juegos Olímpicos en este deporte.

Estos logros -y la promesa de los que vendrán en el futuro- sorprendieron y motivaron al gimnasta, de 20 años.

“El año pasado miraba mi medalla y me decía que el año que viene conseguiría la de oro”, contó a los medios después de convertirse en campeón del mundo en octubre.

“Es ridículo”, dijo sobre su victoria, todavía visiblemente sorprendido por su logro.

"Todo es entrenar"

Yulo, que nació en Manila, ahora entrena en Tokio. Su talento llamó la atención de Carrion mucho antes. Cuando el gimnasta tenía 16 años, Carrion facilitó que Yulo entrenara con el técnico japonés KUGIMIYA Munehiro.

Este ambiente de entrenamiento claramente ha merecido la pena, ya que Kugimiya y Yulo han hecho historia juntos. Ahora, con el enfoque de los Juegos, todo es gimnasia.

“Lo único que hace es ir al colegio y entrenar. Ni si quiera sale. Todo es entrenar”, explicó Carrion.

Y el trabajo duro tiene su recompensa.

Por el Olympic Channel.