Birgit Fischer: la campeona de kayak más joven y más mayor

Las ganadoras del oro en piragüismo en esprint K4 500 m Irgit FISCHER, Maike NOLLEN, Katrin WAGNER, Carolin LEONHARDT, de Alemania, en Atenas 2004. (Imagen por Alexander Hassenstein/Bongarts/Getty Images)
Las ganadoras del oro en piragüismo en esprint K4 500 m Irgit FISCHER, Maike NOLLEN, Katrin WAGNER, Carolin LEONHARDT, de Alemania, en Atenas 2004. (Imagen por Alexander Hassenstein/Bongarts/Getty Images)

Los Juegos Olímpicos están llenos de campeones, récords e historias fascinantes, pero son también una enciclopedia increíble de momentos extraños, graciosos, emotivos y tristes. Nos adentraremos en ellos un poco cada semana para conseguir ponerle una sonrisa en la cara o una lágrima en la mejilla. Esta semana le acercamos la historia de la Olímpica que ha ganado ocho oros en kayak en 24 años

Los antecedentes

Birgit Fischer nació el 15 de febrero de 1962 en Alemania del Este, en Branderburgo. La primera vez que se subió a un kayak fue con seis años, cuando siguió los pasos de su hermano mayor Frank -quien más tarde ganó nueve medallas en Campeonatos del Mundo, tres de ellas, de oro- en el club local de piragüismo BSG Stahl Brandenburg. Su padre, Karl-Heinz Fischer, fue su primer entrenador. Y en 1978 el dominio de Fischer en este deporte comenzó.

En Moscú 1980, sus primeros Juegos Olímpicos, Fischer se convirtió en la palista más joven en ganar un oro Olímpico, cuando tenía 18 años. Lo logró en el evento de K1 500 m. Después de su debut Olímpico, dominó en las tres competiciones de 500 m (K1, K2 y K4) en tres Campeonatos del Mundo consecutivos (1981, 1982 y 1983). En Los Ángeles 1934 no pudo defender su corona Olímpica debido al llamado boicot del Bloque del Este.

Fischer volvió al mayor escenario deportivo mundial en Seúl 1988. Y, aunque no pudo ganar el oro en la final individual por solo 0.12 segundos, sí que logró la presea dorada en el evento de K2 el mismo día y otro oro al día siguiente en el de K4. Pero tras su éxito en Seúl 1988, decidió retirarse del deporte después del nacimiento de su hija Ulla. En aquel momento contaba en su palmarés con tres oros y una plata en su carrera Olímpica.

Pero Fischer regresó a tiempo para los siguientes Juegos, los de Barcelona 1992. En esta ocasión, representó a Alemania y volvió a hacerse con el título individual en K1 500 m. A esto sumó una plata en el evento de cuatro. En Atlanta 1996, logró otro oro en K4 y una plata en K2.

En Sídney 2000, recibió dos medallas de oro más en K2 y K4, y después decidió retirarse por segunda vez. Y en esta ocasión sí que parecía que su gloriosa carrera había llegado a su fin.

Susanne WIBERG y Birgit SCHMIDT (ahora FISCHER), de Alemania, reciben la medalla de oro tras ganar en K2 femenino en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988. (Imagen por Bongarts/Getty Images)
Susanne WIBERG y Birgit SCHMIDT (ahora FISCHER), de Alemania, reciben la medalla de oro tras ganar en K2 femenino en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988. (Imagen por Bongarts/Getty Images)
Bongarts

Las finales

Fischer estaba disfrutando de la vida como Olímpica retirada. Famosa por su extraordinaria carrera, era una heroína local en Alemania, donde seguía apareciendo en portadas de revistas, la televisión y una compañía de cine le propuso realizar un documental sobre su vida.

Para el documental, un equipo de filmación se instaló en su casa y le pidió subirse a un kayak para conseguir algunas imágenes. Y en cuanto el kayak tocó el agua -la primera vez después de su retirada-, Fischer no pudo evitar que empezara a correr por su cuerpo su sangre competitiva. Así que decidió volver a probar suerte en el deporte por última vez.

"Quería ver si podía ser rápida con 42 años. Quería retarme a mí misma de nuevo", dijo Fischer a Olympic.org sobre su decisión.

Después de un parón de tres años en su carrera y con Atenas 2004 a solo nueve meses, Fischer consiguió entrar de nuevo en la selección de piragüismo alemana para formar el equipo de K4.

En Atenas 2004, la fuerza dominadora del piragüismo en kayak era Hungría, con cuatro títulos consecutivos de K4 en los Campeonatos del Mundo (1999, 2001, 2002 y 2003). Pero, a pesar de su pausa en el deporte y siendo 23 años mayor que su compañera en K2, Carolin Leonhardt, Fischer estaba tan segura como siempre.

"Dos medallas de oro en las piraguas por equipos. Eso sería un sueño", dijo.

El 23 y 24 de agosto de 2004, Fischer y sus compañeras de equipo se clasificaron directamente para la final, tras lograr la primera posición en la eliminatoria. Y en K4, Alemania batió a su gran rival, Hungría, en la eliminatoria.

En la final, las húngaras lideraron la carrera desde la salida, mientras que las alemanas eran las últimas entre las nueve embarcaciones. Sin embargo, durante el esprint de 500 m, las alemanas consiguieron acercarse y solo estaban 0.3 segundos por detrás de la líder Hungría en la marca de 250 m. Y, en la última parte de la carrera, mientras los dos equipos daban todo de sí a pesar del cansacio en los brazos, Alemania consiguió ganar por un margen de solo 0.2 segundos.

Fue la octava medalla de oro Olímpica para Fischer.

En Moscú 1980, fue la más joven en ganar un oro en kayak. Y ahora, 24 años después, se convirtió en la más mayor en esta disciplina en lograr una presea dorada.

El equipo de Alemania, ganador del oro, formado por Birgit Fischer, Maike Nollen, Katrin Wagner y Carolin Leonhardt, recibe sus medallas tras ganar el evento de K-4 500 m en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. (Imagen por Stuart Franklin/Getty Images)
El equipo de Alemania, ganador del oro, formado por Birgit Fischer, Maike Nollen, Katrin Wagner y Carolin Leonhardt, recibe sus medallas tras ganar el evento de K-4 500 m en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. (Imagen por Stuart Franklin/Getty Images)
2004 Getty Images

El resultado

Un día después de la final de K4, Fischer ganó otra medalla Olímpica, la plata en el evento de K2 500 m. Con ella, Fischer cerró un palmarés de 12 medallas -ocho oros y cuatro platas- en una carrera Olímpica que se extendió desde 1980 hasta 2004. En el mismo año, 2004, se convirió en la Deportista del Año en Alemania, y en 2008 entró en la Salón de la Fama deportivo de Alemania.

Atenas 2004 fueron sus sextos y últimos Juegos Olímpicos. Después de ello, ha estado centrada en su empresa, ‘KanuFisch’, que promociona el piragüismo como un modo de vida activo.

Como una de las más grandes deportistas de todos los tiempos, dejó un consejo para los futuros atletas Olímpicos en una entrevista en 2019 con Olympic.org:

"Nunca olvides tu vida fuera del agua. Haz todo lo que quieras hacer. No solo escuches a tu entrenador, sino también a ti mismo. Piensa en tu entrenamiento. Ámate a ti mismo y cuídate bien".