Antes de ser superestrellas: Carolina Klüft

ATENAS - 21 DE AGOSTO:  Carolina Kluft, de Suecia, celebrando haber ganado un oro después de competir en la disciplina de 800 m de heptatlón, el 21 de agosto de 2004, en el Estadio Olímpico del Complejo Deportivo de Atenas, durante los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, en Grecia. (Imagen por Ezra Shaw/Getty Images)
ATENAS - 21 DE AGOSTO: Carolina Kluft, de Suecia, celebrando haber ganado un oro después de competir en la disciplina de 800 m de heptatlón, el 21 de agosto de 2004, en el Estadio Olímpico del Complejo Deportivo de Atenas, durante los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, en Grecia. (Imagen por Ezra Shaw/Getty Images)

¿Alguna vez se preguntó cómo eran sus deportistas favoritos antes de ser súper-mega-famosos? Cada semana, Tokio 2020 le ofrecerá un atisbo de cómo era la vida de algunos de los mejores atletas del mundo antes de convertirse en estrellas

Sus datos

  • Nombre: Carolina Klüft
  • Edad: 37
  • Nacionalidad: sueca
  • Profesión: atleta

¿Qué ha conseguido?

Carolina Klüft comenzó su vida profesional como atleta en el 2000, y llegó al pico más alto de su carrera en Atenas 2004, cuando logró la medalla Olímpica de oro en la prueba de heptatlón. Entonces ella tenía 21 años, pero, a pesar de su joven edad, se convirtió en la tercera heptatleta en conseguir más de 7.000 puntos.

En heptatlón además consiguió tres Campeonatos del Mundo (2003, 2005 y 2007) y dos Europeos (2002 y 2006). Así, fue la primera mujer en defender un título del mundo de heptatlón y la primera deportista en alzarse con tres Mundiales de heptatlón consecutivos.

Sin embargo, sus ansias de divertise también le llevaron a ser una atleta sublime en otras disciplinas. En 2003, además de ser campeona del mundo de heptatlón, también ganó el oro en pentatlón en el Campeonato del Mundo de atletismo de pista cubierta. A esto se suma a que ocupó dos veces el escalón más alto del podio en el Europeo de pista cubierta, ganando el título de pentatlón en 2006 y 2007.

Para añadir más maestría en su carrera, también compitió de manera notable en otras dos disciplinas: triple salto y salto de longitud.

Pero a pesar de sus habilidades diversas, fue en el heptatlón y el pentatlón donde construyó su leyenda. En ambas disciplinas se mantuvo invicta desde 2002 hasta 2007.

Su carrera impresionante le llevó a ser nominada para el premio mundial deportivo Laureus en cuatro ocasiones.

Algo sorprendente

Klüft es la hija de un jugador profesional de fútbol y de una saltadora de longitud. Ahora está claro qué pasos siguió, pero al principio esto no lo estaba tanto. Cuando era una niña jugó para el equipo de fútbol de su ciudad.

Después, con 12 años, acudió a una competición de atletismo junto a su hermana. Cuando se dio cuenta de que el atletismo no consistía solo en correr (¡también se podían lanzar cosas y saltar!), cambió su idea sobre qué deporte practicar y se apuntó a atletismo, junto a su hermana.

Esta vitalidad 'infantil' ha formado siempre parte de la filosofía de Carolina como atleta. "El deporte y la vida no van sobre dinero, sino sobre divertirse", dijo a The Independent en 2004.

Siempre se recordará a Carolina por su sonrisa. Cuando competía, nunca perdió esta diversión a la que hacía referencia. Tampoco perdió su inocencia. De hecho, siempre llevaba a las competiciones un peluche de un burro, Eeyore, que le daba buena suerte.

¿Qué hace ahora?

Mientras competía, Klüft estudió Paz y Desarrollo.

Tras retirarse después de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, comenzó a trabajar como jefa de operaciones en Generation Pep, una organización cuya visión y misión es que "los niños y jóvenes de Suecia tengan la habilidad y el deseo de vivir una vida activa y sana". Además, dirige su propia compañía, Multimind. "Allí, además de otras cosas, he asumido tareas como escritora, líder del programa y conferenciante", explica Klüft.

En su vida personal, la exatleta está casada con Patrik Klüft -que tomó su apellido-, quien fuera saltador de pértiga (o garrocha).

Carolina Kluft a los 17 años
04:20