Ann Packer sorprende al mundo con su oro en los 800 m

La corredora británica Ann Packer,  dórsal 55, rompió el récord mundial para ganar la medalla de oro en los 800 m en los Juegos Olímpicos de Tokio 1964. Maryvonne Dupureur, dórsal 45, ganó la medalla de plata para Francia. (Foto de Keystone/Hulton Archive/Getty Images)
La corredora británica Ann Packer, dórsal 55, rompió el récord mundial para ganar la medalla de oro en los 800 m en los Juegos Olímpicos de Tokio 1964. Maryvonne Dupureur, dórsal 45, ganó la medalla de plata para Francia. (Foto de Keystone/Hulton Archive/Getty Images)

En octubre de 1964, Tokio fue por primera vez sede de unos Juegos Olímpicos. Para celebrar el aniversario, Tokio 2020 le acercará algunos de los momentos más increíbles e históricos que tuvieron lugar hace 56 años. En una nueva parte de la serie, repasamos la historia de la atleta británica que sorprendió al mundo

Los antecedentes

Ann Packer siempre será recordada como una pionera en el atletismo británico, cuyos logros serán emulados por las generaciones venideras.

Como la primera mujer británica en ganar una medalla de oro en los 800 m en los Juegos Olímpicos, lo que logró en su carrera atlética relativamente corta siempre seguirá siendo uno de los mayores logros en la historia del deporte.

Dos años antes de Tokio 1964, Packer se hizo un nombre cuando alcanzó la final de los 200 m en el Campeonato de Europa y los 80 metros vallas en los Juegos de la Commonwealth. Un año después, centraría su atención en los 400 m, con un tiempo de 53,6 segundos en su cuarto evento en 1963.

La atleta sería seleccionada oficialmente para los Juegos de Tokio 1964 en los 400 m. Pero la corredora británica también competiría en los 800 m, una prueba en la que apenas tenía experiencia, habiendo corrido solo cinco carreras nacionales anteriormente.

Sin pedigrí internacional en los 800 m, Packer, que solo comenzó a correr la distancia para aumentar su resistencia mientras hacía malabares con un trabajo como maestra de educación física en Reading, Inglaterra, sorprendió a todos en Tokio 1964.

Ann Packer en Tokio 1964

El momento

Cuando Packer aterrizó en Tokio, era la gran favorita para llevarse la corona de los 400 m, ya que había corrido el tiempo más rápido el año anterior. Pero Betty Cuthbert de Australia la superó en los últimos segundos de la carrera.

Aunque terminó en un tiempo récord europeo de 52,20, ganando una medalla de plata, su primera medalla en los Juegos Olímpicos, Packer estaba devastada y estaba lista para abandonar su próxima prueba: los 800 m. Sin embargo, su prometido Robbie Brightwell, también en Tokio 1964 para competir, la convenció de ir a por los 800 m, después de que él mismo no lograra la medalla en la carrera masculina de 400 m.

"Ambos estábamos angustiados después de las carreras de 400 m, pero nos teníamos el uno al otro", dijo Packer.

Con en la esperanza puesta en los 800 m como su última oportunidad de alcanzar la gloria Olímpica, Packer estaba lista para asumir el desafío. Pero en la primera manga fue la clasificada más lenta, terminando quinta con un tiempo de 2:12:6, muy por detrás de Maryvonne Dupureur de Francia que fue la primera.

En la semifinal, Packer corrió en 2:06:0, dos segundos más lenta que Dupureur. Cuando la corredora británica se enfrentó a su rival francesa en la final, sus posibilidades de victoria parecían escasas.

En los tacos de salida, Packer no solo se enfrentó a Dupureur sino a otras atletas internacionales que tenían más experiencia que ella en esta distancia.

Cuando el arma se disparó, todos encontraron su ritmo. Packer tuvo un comienzo lento. A mitad de camino, Dupureur había dejado atrás a todos, y las cámaras apenas mostraban a Packer en la pantalla, ya que estaba muy por detrás de todos los demás.

Pero, de repente, la británica encontró su camino de regreso a la carrera.

En la última curva, cambió su marcha y en una increíble explosión de velocidad, se adelantó a la atleta francesa, cruzando la línea de meta en un tiempo récord mundial de 2:01.1, antes de correr directamente a los brazos de su prometido que estaba en la pista de al lado.

Mientras tanto, Dupureur, que corrió más rápido que Packer en las primeras eliminatorias, llegó a la meta en segundo lugar y se mostró incrédula.

"No tenía idea de qué hacer tácticamente", dijo Packer. "Sabía que tenía un buen final porque venía de distancias cortas".

Gran Bretaña había ganado su primer oro en la carrera femenina de 800 metros con un tiempo récord mundial.

Ann Packer de Gran Bretaña, ganadora de la final de 800 metros en los Juegos Olímpicos de Tokio de 1964, le da un gran abrazo a su prometido Robbie Brightwell, capitán del equipo británico. (Foto de Keystone/Getty Images)
Ann Packer de Gran Bretaña, ganadora de la final de 800 metros en los Juegos Olímpicos de Tokio de 1964, le da un gran abrazo a su prometido Robbie Brightwell, capitán del equipo británico. (Foto de Keystone/Getty Images)

¿Qué pasó después?

Cuando Packer dejó Tokio, nunca volvió a correr en el escenario internacional y desapareció del centro de atención. Pero para siempre será la primera mujer británica en dejar una marca indeleble en los 800 m en unos Juegos Olímpicos, un logro que sólo 40 años después Kelly Holmes igualó en Atenas 2004.

Para Packer, su inexperiencia en los 800 m resultó ser su ventaja.

“No sabía nada sobre la prueba, pero ser tan ingenua probablemente fue una ventaja para mí; significaba que no tenía ninguna limitación en mi cabeza con respecto a lo que debería o podría hacer. La ignorancia resultó ser una bendición”, le explicó Packer a The Guardian.

Tokio 1964, Atletismo, 800 m Mujeres - Ceremonia de entrega de medallas de los 800 m femeninos. Maryvonne Dupureur (Francia) 2º, Ann Elizabeth Packer (Reino Unido) 1º y Ann Marise Chamberlain (Nueva Zelanda) 3º.
Tokio 1964, Atletismo, 800 m Mujeres - Ceremonia de entrega de medallas de los 800 m femeninos. Maryvonne Dupureur (Francia) 2º, Ann Elizabeth Packer (Reino Unido) 1º y Ann Marise Chamberlain (Nueva Zelanda) 3º.
© 1964 / Comité Olímpico Internacional

La histórica victoria de Packer se celebra, no solo por su medalla de oro, sino porque lo logró en un momento en que las mujeres en las carreras de fondo todavía no eran tan aceptadas como lo son hoy.

"La carrera de media distancia para mujeres estaba todavía en su infancia y los 800 m solo se habían corrido en Roma cuatro años antes por primera vez", dijo.

En cuanto a su medalla de oro, Packer se la dedicó a su prometido Brightwell con quien se casó después de los Juegos.

"No estaba nerviosa porque pensaba en él durante la carrera, no en mí"

Fue la primera y única vez que Packer apareció en unos Juegos Olímpicos. Después de casarse con Brightwell, decidió criar a su familia de tres hijos y se retiró como un ícono del atletismo británico.

La atleta británica Ann Packer gana los 800 m en los Juegos Olímpicos de Tokio 1964. (Foto de Central Press/Hulton Archive/Getty Images)
La atleta británica Ann Packer gana los 800 m en los Juegos Olímpicos de Tokio 1964. (Foto de Central Press/Hulton Archive/Getty Images)
2004 Getty Images