Abhinav Bindra, el hombre que dio en el oro con un rifle 'alterado'

(De izda. a dcha.) El ganador de la plata, Zhu Qinan, de la República Popular de China; el oro, Abhinav Bindra, de India; y el bronce Henri Hakkinen, de Finlandia, tras la final masculina de 10 de rifle de aire comprimido en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.  (Imagen por Jeff Gross/Getty Images)
(De izda. a dcha.) El ganador de la plata, Zhu Qinan, de la República Popular de China; el oro, Abhinav Bindra, de India; y el bronce Henri Hakkinen, de Finlandia, tras la final masculina de 10 de rifle de aire comprimido en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. (Imagen por Jeff Gross/Getty Images)

Los Juegos Olímpicos están llenos de campeones, récords e historias fascinantes, pero son también una enciclopedia increíble de momentos extraños, graciosos, emotivos y tristes. Nos adentraremos en ellos un poco cada semana para conseguir ponerle una sonrisa en la cara o una lágrima en la mejilla. Esta semana: la increíble victoria de Abhinav Bindra en los Juegos de Pekín 2008

Los antecedentes

A pesar de ser un país de más de un billón de personas, India todavía estaba en busca de un oro individual en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

Mientras todo el subcontinente indio ansiaba el éxito en el escenario más grande del mundo, un tirador de rifle tímido e introvertido de 25 años llamado Abhinav Bindra estaba preparando silenciosamente el terreno para alterar el curso de la historia deportiva india.

Bindra, que nació en la pintoresca ciudad de la India de Dehradun en 1982, no estaba interesado en deportes al aire libre como el crícket, el fútbol o el hockey. De algún modo, el campo de tiro se convirtió en el lugar que hizo propio, y demostró que en él era más que un niño prodigio.

Con solo 15 años, Bindra entró a formar parte del equipo de tiro de la India en los Juegos de la Commonwealth de 1998 y también se clasificó para los Juegos de Sídney 2000 en el evento de carabina de aire comprimido en 10 m. Todo el mundo del tiro deportivo empezaron a recalar en su talento, después de que ganara medallas de oro en los Juegos de la Commonwealth de 2002 y 2006, y también en el Mundial de 2006.

A pesar de conseguir un nuevo récord Olímpico en la ronda de clasificación (con una puntuación de 597/600), Bindra no pudo hacerse con una medalla en los Juegos de Atenas 2004 al quedar por debajo de los 100 en la final.

La final

En el período previo a los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, Bindra se enfrentó una batalla diferente, contra las lesiones. Sin embargo, fue tal su determinación que nada lo disuadió de su meta. En algún lugar de su mente, Bindra sabía que Pekín era su mejor oportunidad para ganar una medalla Olímpica después de regresar con las manos vacías de Sídney y Atenas.

Bindra tuvo un gran comienzo en el evento de carabina de aire comprimido 10 m, y consiguió 597 puntos para finalizar cuarto. Era positivo, pero minutos antes de la final se dio cuenta de que la mira de su rifle había sido 'alterada'.

"Solo cinco minutos antes de la gran final, me di cuenta de que la mira de mi pistola había sido alterada solo un poco. Mi cabeza entró en pánico, pero, menos mal, al venir a Pekín me había entrenado para ello", dijo recordando la final.

La grandeza de un atleta reside en su habilidad de enfrentarse a las adversidades, así que allí estaba Bindra, frente a frente con otro regreso de Pekín a Chandigarh con las manos vacías mientras sujeteba una carabina 'alterada'.

Intentando aprovechar cada error estaba Zhu Qinan, de China, el atleta que defendía el título Olímpico, y que estaba disparando de manera sensacional. El público, además, le animaba en cada uno de sus movimientos.

Un rifle alterado, el pánico en su cabeza y un oponente de clase mundial. Todo esto estaba en contra de Bindra, pero, en un giro increíble de los acontecimientos, disparó por encima del 10 en todas las rondas y acabó con un magnífico 10.8 para alcanzar el oro.

Sus puntuaciones en la final fueron: 10.7, 10.3, 10.4, 10.5, 10.5, 10.5, 10.6, 10.0, 10.2 y 10.8.

"Aquellos diez tiros fueron mágicos. Estabilidad, el momento adecuado, la ejecución... fueron los mejores disparos de mi vida. Lo sabía: no podía disparar mejor", recuerda.

Abhinav Bindra, de India, tras ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.  (Imagen por Jeff Gross/Getty Images)
Abhinav Bindra, de India, tras ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008. (Imagen por Jeff Gross/Getty Images)
2008 Getty Images

El resultado

La hazaña de Bindra en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 sigue sin igualarse en el deporte indio. Hasta día de hoy, es el único atleta de la nación en ganar un oro Olímpico individual. La suerte no siempre estuvo de su lado en Pekín, pero el genio y la dedicación de Bindra pusieron su nombre en la historia del deporte.

Después de conseguir el oro en Pekín, Bindra continuó con su impresionante forma, ganando medallas en los Juegos de la Commonwealth y en los Juegos Asiáticos. Su último baile en los Juegos Olímpicos de Río 2016 fue también dramático, ya que perdió las medallas por detalles y acabó cuarto en carabina de aire comprimido 10 m.

Como un hombre que había dedicado toda su vida al tiro, Bindra no se arrepiente de su carrera. Sin embargo, a pesar de hacerse con el oro, todavía se pregunta cómo podría haber cambiado su carabina antes de aquella final de 2008.