Ser una fracción de segundo más rápido es el objetivo de las pruebas de velocidad. Los atletas aprovechan su propio potencial, pero también deben convertirse en uno con su prótesis o con su guía-llamador.

Animación de la competición "Un minuto, un deporte"

Le mostraremos las reglas y los aspectos más destacados de las pruebas de velocidad de atletismo en un minuto. Tanto si está familiarizado el atletismo, como si quiere saber más sobre él, "Un minuto, un deporte" explica el deporte y cómo funciona. Vea el vídeo a continuación.

Un Minuto, Un Deporte | Atletismo en pista paralímpico
01:18

"Un Minuto, Un Deporte" te mostrará las reglas y lo más destacado del atletismo en pista paralímpico en un minuto.

Descripción general

La primera competición de atletismo Paralímpico se celebró en 1952, cuando varios atletas con una lesión de la médula espinal, y que eran veteranos heridos en la Segunda Guerra Mundial, participaron en una prueba de jabalina como parte de los Juegos Stoke Mandeville. En Roma 1960, la competición de atletismo Paralímpico contó con la participación de 31 atletas (21 hombres y 10 mujeres), de 10 países diferentes y que lucharon por la medalla en 25 pruebas. 

El atletismo Paralímpico difiere significativamente de su homólogo Olímpico, ya que los atletas son asignados a categorías de competición, llamadas clases deportivas, según el grado en el que su discapacidad afecte al rendimiento deportivo.  

Las pruebas de velocidad pueden ser carreras de corta, media y larga distancia, así como carreras de relevos (4x100m y 4x400m), pero no son fijas, ya que se celebran dependiendo de varios factores, como, por ejemplo, el número de atletas participantes.  

Los atletas ponen a prueba sus límites esforzándose por arañar una fracción de segundo a su mejor tiempo personal, a la vez que compensan su discapacidad.

Más detalles sobre la clasificación de atletismo

Programa de la competición

  • 100m T11 (categoría masculina/femenina)
  • 100m T12 (categoría masculina/femenina)
  • 100m T13 (categoría masculina/femenina)
  • 100m T33 (categoría masculina)
  • 100m T34 (categoría masculina/femenina)
  • 100m T35 (categoría masculina/femenina)
  • 100m T36 (categoría masculina/femenina)
  • 100m T37 (categoría masculina/femenina)
  • 100m T38 (categoría masculina/femenina)
  • 100m T47 (categoría masculina/femenina)
  • 100m T51 (categoría masculina)
  • 100m T52 (categoría masculina/femenina)
  • 100m T53 (categoría masculina/femenina)
  • 100m T54 (categoría masculina/femenina)
  • 100m T63 (categoría masculina/femenina)
  • 100m T64 (categoría masculina/femenina)
  • 200m T11 (categoría femenina)
  • 200m T12 (categoría femenina)
  • 200m T35 (categoría masculina/femenina)
  • 200m T36 (categoría femenina)
  • 200m T37 (categoría masculina/femenina)
  • 200m T47 (categoría femenina)
  • 200m T51 (categoría masculina)
  • 200m T61 (categoría masculina)
  • 200m T64 (categoría masculina/femenina)
  • 400m T11 (categoría masculina/femenina)
  • 400m T12 (categoría masculina/femenina)
  • 400m T13 (categoría masculina/femenina)
  • 400m T20 (categoría masculina/femenina)
  • 400m T36 (categoría masculina)
  • 400m T37 (categoría masculina/femenina)
  • 400m T38 (categoría masculina/femenina)
  • 400m T47 (categoría masculina/femenina)
  • 400m T52 (categoría masculina)
  • 400m T53 (categoría masculina/femenina)
  • 400m T54 (categoría masculina/femenina)
  • 400m T62 (categoría masculina)
  • 800m T34 (categoría masculina/femenina)
  • 800m T53 (categoría masculina/femenina)
  • 800m T54 (categoría masculina/femenina)
  • 1500m T11 (categoría masculina/femenina)
  • 1500m T13 (categoría masculina/femenina)
  • 1500m T20 (categoría masculina/femenina)
  • 1500m T38 (categoría masculina)
  • 1500m T46 (categoría masculina)
  • 1500m T52 (categoría masculina)
  • 1500m T54 (categoría masculina/femenina)
  • 5000m T11 (categoría masculina)
  • 5000m T13 (categoría masculina)
  • 5000m T54 (categoría masculina/femenina)
  • Relevos 4x100m (categoría mixta)
  • Relevo universal 4x100m (categoría mixta)
Río de Janeiro, BRASIL - 12 de septiembre de 2016: Masayuki Higuchi durante la prueba de 1500 m en los Juegos Paralímpicos de Río 2016, en el Estadio Olímpico de Río de Janeiro, Brasil.

Esencia del deporte

¿30 oros en una carrera de 100 metros? La competición se desarrolla por clases

La división de los atletas en clases deportivas se realiza para facilitar una competición justa. Las clases se determinan de acuerdo con una evaluación de los atletas por parte de expertos y teniendo en cuenta la perspectiva médica, la función motora y el deporte en particular. Las clases deportivas de velocidad se expresan con la letra T, seguida de un número de dos dígitos. El dígito de las decenas indica el tipo de discapacidad, mientras que el dígito de las unidades expresa el alcance de la discapacidad (los valores más bajos indican discapacidades más graves). 

Las reglas de las pruebas se basan en las de su homónima en World Athletics, con algunos cambios para reflejar factores como la naturaleza de las discapacidades de los competidores y las características de la prueba en cuestión. Por ejemplo, todos los atletas de la clase T11 (discapacidad visual total, etc.) y algunos atletas de la clase T12 (poca visión) corren junto a un guía, que ofrece orientación visual. Ambos permanecen juntos en la carrera sujetos por una cuerda. Los atletas de la clase deportiva T11 compiten con el guía y los competidores de la clase deportiva T12 pueden elegir entre correr con un corredor guía o solos. Los corredores guías acompañan al atleta hasta la línea de meta mientras comunican verbalmente información sobre el recorrido, los tiempos y lo que sucede a su alrededor, aunque su máxima prioridad es la seguridad del atleta. Ir por delante del corredor o cruzar la línea de llegada antes que él supone la descalificación. 

En las clases deportivas 60, los atletas pueden utilizar una prótesis diseñada para la competición. Se ha avanzado notablemente en la investigación y el desarrollo de estos diseños, por ejemplo, en los materiales y las formas, y los atletas pueden ajustarlas para que se adapten a su propia discapacidad, siempre y cuando cumplan con las reglas. Sin embargo, dichas prótesis son más rígidas de lo que cabría imaginar, por lo que los atletas deben desarrollar suficiente fuerza muscular y técnica para poder soportar el rebote de la prótesis y utilizar esa energía para competir con éxito. Por eso puede haber diferencias en los tiempos entre los atletas que utilizan el mismo modelo de prótesis.  

Las clases de silla de ruedas utilizan una silla de ruedas especial desarrollada específicamente para carreras de alta velocidad. Aunque la silla debe tener al menos tres ruedas, no puede incorporar paravientos, engranajes u otros equipos que puedan favorecer el impulso, y debe ser accionada únicamente por medio de la fuerza de la parte superior del cuerpo del atleta, por ejemplo, la fuerza de su brazo. Las piezas se pueden personalizar para adaptarse a la discapacidad del atleta y a su constitución, siempre y cuando cumplan con las reglas. El rendimiento de las sillas de ruedas de competición, en términos de diseño ligero, mejora año tras año, pero es esencial que los competidores las personalicen con ciertas especificaciones como la altura del asiento y el tamaño de las piezas utilizadas para impulsar las ruedas. El ajuste preciso de varias piezas (a veces de unos pocos milímetros) mediante prueba-error es fundamental para mejorar los resultados, ya que permite que el atleta transfiera eficientemente la potencia a las ruedas y busque las posiciones y ajustes óptimos. 

Aunque hay menos pruebas que en los Juegos Olímpicos, las pruebas de velocidad del atletismo Paralímpico se caracterizan por tener numerosas finales para cada prueba, ya que están organizadas por clase deportiva. Un ejemplo típico de esto es la carrera de los 100 metros, que incluyó una ronda final para 16 clases masculinas y 14 femeninas en los Juegos de Río 2016, con un total de 30 medallas de oro para esa prueba en concreto.

Río de Janeiro, BRASIL - 13 de septiembre de 2016: Yuki Sato durante la prueba de 400 m en la clase T52 en los Juegos Paralímpicos de Río 2016, en el Estadio Olímpico de Río de Janeiro, Brasil.

Panorama para los Juegos de Tokio 2020

Con la mejora de la competencia año tras año, ¿hasta dónde puede llegar el potencial?

El número de países y atletas que compiten en pruebas de atletismo aumenta a medida que crece la escala de los Juegos Paralímpicos, lo que se traduce en rápidas mejoras, tanto en el nivel de competición, como en los récords. En los Juegos de Río 2016 se marcaron unas 70 nuevas plusmarcas mundiales en atletismo.

La República Popular de China ha mostrado un poderío abrumador en las pruebas de velocidad en los últimos años, seguida por Estados Unidos y Gran Bretaña en el ránking de medallas de los Juegos de Río 2016. Otros participantes notables son Brasil, que mostró fortaleza en las carreras de corta distancia; Tailandia, que se está centrando en mejorar su desempeño en las clases de silla de ruedas; y Kenia, un competidor a tener en cuenta en las carreras de media y larga distancia.

Muchos atletas compiten en varias distancias. Por ejemplo, la atleta de clase femenina T54 Tatyana McFadden (EE. UU.) ganó cuatro medallas de oro y dos de plata en cinco pruebas de silla de ruedas en pista (100m, 400m, 800m, 1500m y 5000m), así como el maratón de los Juegos de Río 2016. El atleta de la clase T54 masculina Marcel Hug (Suiza) venció en los 800 metros y el maratón.

Mientras que el rendimiento de las sillas de ruedas de competición está mejorando, el proceso de adaptación de una silla de ruedas de alto rendimiento a uno mismo, sigue siendo esencial para establecer plusmarcas en los eventos de silla de ruedas.

En cuanto a las pruebas de velocidad que se celebran para las clases de discapacidad visual, se asignan dos carriles para cada atleta, ya que todos los atletas de la T11 y algunos de la T12 corren junto a un corredor guía. En consecuencia, solo cuatro atletas que han ganado carreras preliminares pueden competir en la final. También se pone a prueba la capacidad atlética de los corredores guía, que perfeccionan sus habilidades junto con los atletas en pruebas de corta distancia, donde su capacidad para mantener un ritmo perfecto con sus atletas de principio a fin es uno de los aspectos más interesantes de este deporte.

Los atletas con discapacidad intelectual compiten en una sola clase (T20), donde la competición se distingue por las diferentes características de las discapacidades de los atletas individuales. Las reglas para cada prueba son aproximadamente las mismas que para la prueba Olímpica correspondiente. Es importante que los competidores implementen habilidades, como el ritmo y estrategias, a través de sesiones de práctica repetidas y luego llevar a cabo esas habilidades en la pista para destacar en carrera. En los últimos años, esta clase ha tenido un progreso considerable en términos de plusmarcas cada vez mejores.

Correr es la base del deporte, y la participación de nuevos atletas está aumentando en todas las clases. Es probable que varias nuevas estrellas nazcan en el período previo a Tokio 2020.

Trivial