Los atletas usan sillas de ruedas especiales diseñadas para carreras de competición o son acompañados por guías para correr hasta el límite. Una odisea única de 42,195 km.

Animación de la competición de Tokio 2020 "Un minuto, un deporte"

Le mostraremos las reglas y los aspectos más destacados de las pruebas de maratón de atletismo en un minuto. Tanto si está familiarizado con el atletismo, como si quiere saber más sobre él, "Un minuto, un deporte" explica el deporte y cómo funciona. Vea el vídeo a continuación.

Un minuto, Un deporte | Maratón paralímpica
01:24

"Un minuto, un deporte" te mostrará las reglas y lo más destacado de la maratón paralímpica en un minuto.

Descripción general

Una característica distintiva importante del atletismo Paralímpico es su división en clases deportivas (clasificación). Para facilitar una competición justa bajo las condiciones más equilibradas posibles para los deportistas con diferentes tipos de discapacidad, los atletas se dividen en categorías de competición, llamadas clases deportivas, que se basan en cuánto afecta su discapacidad en su actuación deportiva. Para el maratón, que es una prueba en ruta, las clases se expresan con la letra T, seguida de un número de dos dígitos que indica el tipo y el alcance de la discapacidad (por ejemplo, T11).

El maratón ha sido una prueba Paralímpica oficial desde los Juegos Stoke Mandeville y los Juegos de Nueva York en 1984. No obstante, la cuestión de qué pruebas y clases se celebran se determina competición por competición, teniendo en cuenta factores como el número de participantes. Por ejemplo, en los Juegos Paralímpicos de Río 2016, el maratón se celebró para categoría masculina y femenina con discapacidad visual (T12), categoría masculina con discapacidad de las extremidades superiores (T46) y categoría masculina y femenina en silla de ruedas (T52/53/54).

Aunque las reglas para el maratón de atletismo Paralímpico son más o menos las mismas que para los Juegos Olímpicos, los competidores en las clases de discapacidad visual pueden correr junto con un corredor guía, mientras que los atletas en clases de silla de ruedas pueden usar una silla de ruedas especial diseñada específicamente para carreras de competición. La sensación de unidad que sienten los atletas con su corredor guía o su silla de ruedas, que se vuelve una parte del cuerpo, es un elemento vital que determina las actuaciones de los competidores.

Más detalles sobre la clasificación de atletismo

Programa de la competición

  • Maratón T12 (categoría masculina/femenina) 
  • Maratón T46 (categoría masculina) 
  • Maratón T54 (categoría masculina/femenina)

Mapa del recorrido del maratón

Río de Janeiro, BRASIL - 18 de septiembre de 2016: maratón femenina de la categoría T54 en los Juegos Paralímpicos de Río 2016, en el Fuerte Copacabana de Río de Janeiro, Brasil.

Esencia del deporte

Lucha contra los elementos, la superficie de la carretera y las subidas y bajadas para completar los 42,195 km

Dado que, al igual que otras pruebas, el maratón se celebra para varias clases, el orden de llegada se determina clase por clase. La cuestión de qué clases se celebran se valora decompetición en competición. La clase para mujeres con discapacidad visual se adoptó por primera vez en los Juegos de Río 2016. 

En aquellos Juegos se celebró una carrera combinada para las clases de discapacidad visual T11 y T12. Los atletas T11 (discapacidad visual total, etc.) deben correr con un corredor guía que sirva como sustituto de los ojos del corredor, proporcionando información visual y guiándolos con seguridad, mientras que los atletas T12 pueden elegir entre correr solos o con guía. En consecuencia, los atletas que corren solos se mezclan con las parejas de atletas-guías durante la carrera. Dado que los atletas que corren en parejas están unidos a su guía con una cuerda, es importante que perfeccionen su coordinación. Los corredores guía no deben ir por delante de su atleta, sino más bien jugar un papel de apoyo, y este hecho se refleja en reglas. De hecho, se descalifica a un atleta si su corredor guía cruza la línea de meta primero. De acuerdo con las normas actuales, se permiten dos corredores guía, que pueden alternarse en los puntos designados del recorrido. Los atletas corren con un cierto grado de nerviosismo ya que se enfrentan a baches, ascensos y descensos en colinas, y giros en el recorrido. 

Las condiciones climáticas son un factor importante en el maratón, y el porcentaje de atletas que terminan la carrera disminuye cuando el clima es cálido o húmedo. Por motivos relacionados con el número de atletas participantes, no es inusual que los competidores corran solos, en lugar de en grupos. Por tanto, los atletas deben tener fortaleza mental para mantener su ritmo al correr solos en condiciones extenuantes. 

Factores como las subidas y bajadas de colinas y el número de giros influyen significativamente en los tiempos. El estado de las carreteras también exige precaución por el alto nivel de los riesgos asociados, por ejemplo, atletas con discapacidad visual que tropiezan o se caen en carreteras con superficies irregulares, por ejemplo, adoquinadas, o atletas que usan sillas de ruedas y sufren pinchazos. No es raro que los atletas en silla de ruedas vuelquen en curvas cerradas. Para los atletas en clases con discapacidades de las extremidades como, por ejemplo, amputación (T45/T46), es importante equilibrar el balanceo de los brazos. Los competidores individuales inventan sus propias formas de aceptar vasos de agua y esponjas en los avituallamientos, mientras se esfuerzan por alcanzar la línea de meta. 

Los atletas en la clase T52/53/54 de silla de ruedas deben utilizar una silla de ruedas especial con al menos tres ruedas, desarrollada específicamente para la competición, y deben propulsarla utilizando únicamente sus brazos durante 42,195 km. Aunque los materiales y el rendimiento de las sillas de ruedas de competición siguen evolucionando año tras año, sigue siendo esencial que los atletas trabajen para perfeccionar su fuerza muscular y su habilidad para aprovechar estos avances y personalizar sus sillas de ruedas en la medida en que lo permitan las normas para adaptarlas a sus propias discapacidades.

Río de Janeiro, BRASIL - 18 de septiembre de 2016: maratón masculina de la categoría T12 en los Juegos Paralímpicos de Río 2016, en el Fuerte Copacabana de Río de Janeiro, Brasil.

Panorama para los Juegos de Tokio 2020

Si todo varía según la discapacidad, ¿qué se necesita para dominar en Tokio en pleno verano?

Aunque atletas europeos, de países como España y Portugal, y atletas japoneses han sido poderosos competidores en los últimos años en la clase de discapacidad visual (hombres T12), El Amin Chentouf (Marruecos) dominó en los Juegos de Río 2016. Chentouf, que corre solo a pesar de su baja visión, corrió en pruebas de velocidad antes de aceptar el reto de participar en el maratón. El récord mundial de maratón masculino T12 (noviembre de 2019), 2:21:23, lo marcó Chentouf en el Campeonato Mundial de Atletismo Paralímpico de 2019 en Londres. Esto implica una gran concentración, ya que cubrió, con baja visión, cada kilómetro en 3 minutos y 21 segundos. En los Juegos de Tokio 2020, la atención se centrará en ver si Chentouf puede repetir su logro, o si aparecerá una nueva estrella. 

Aunque numerosos atletas de países como Brasil, España y México compiten en la clase de discapacidad de las extremidades superiores (T46 hombres), fue Li Chaoyan (China) quien dominó en los Juegos de Río 2016. Al mismo tiempo, la plusmarca mundial en la clase T46 en la categoría masculina, de 2:22:51, fue establecida por Michael Roeger (Australia) en Londres en el Campeonato de Maratón de la WPA, en abril de 2019. ¿Se verá de nuevo en los Juegos de Tokio 2020 a Li, que perdió su brazo izquierdo a la altura del codo, continuar con su reinado; a Ait Khamouch, que perdió su brazo derecho, iniciar una nueva época; o a un nuevo atleta emerger? 

El récord mundial de la clase en silla de ruedas (T54 hombres) es de 1:20:14, lo que supone cubrir cada kilómetro con una media de 1 minuto y 54 segundos usando sólo la fuerza de los brazos. La sensación de velocidad que produce desplazarse a una velocidad media de 30 km/h y alcanzar velocidades de hasta 50 km/h en los descensos es sin duda el mayor atractivo de las sillas de ruedas de competición. Una característica de las carreras en silla de ruedas es la práctica de correr en grupo, como el pelotón en una carrera ciclista, para evitar la resistencia del viento. Es un disfrute ver cómo se llevan a la práctica las estrategias de los corredores mientras se turnan en la posición de cabeza para mantener el ritmo del grupo. En los últimos años se ha vuelto común que las carreras se decidan en un esprint final en la última parte del recorrido; por ejemplo, solo hubo un segundo de diferencia entre las cuatro primeras finalistas y solo tres segundos entre las siete primeras finalistas de la categoría femenina de la clase T54 en los Juegos de Río 2016. En la carrera masculina, Marcel Hug (Suiza), que también ha sido un gran corredor de velocidad, consiguió su primera victoria. La clase T54 incluye numerosos atletas de renombre, especialmente de países occidentales. Por ello, en los Juegos de Tokio 2020 se prevé una competición fascinante para ver quién se corona con la victoria.

Trivial