La llama Olímpica trae esperanza a una región devastada por el terremoto y el tsunami de 2011

La linterna Olímpica a bordo del ferrocarril de Sanriku durante la exhibición especial de la llama de la recuperación en la prefectura de Iwate, Japón.
La linterna Olímpica a bordo del ferrocarril de Sanriku durante la exhibición especial de la "llama de la recuperación" en la prefectura de Iwate, Japón.

La 'llama de la recuperación' lleva esperanza y aliento a los municipios de Tohoku

En el centro comunitario de Otsuchi en la prefectura de Iwate, se exhibe un modelo del municipio en miniatura que muestra cómo era la vida en la ciudad antes del desastre en marzo de 2011.

Otsuchi es una de las muchas pequeñas ciudades a lo largo de la costa noreste del país nipón que sufrió graves daños por el Gran Terremoto del Este de Japón. La mitad de la ciudad fue engullida por el tsunami y más del 70 por ciento de las casas fueron destruidas.

"Solía pescar aquí", dice una nota pegada en la réplica del municipio a pequeña escala. "La gente venía a comprar salmón a mi tienda", dice otra. También hay palabras que se remontan al momento en que llegó el tsunami. "Vi la primera ola del tsunami aquí", se puede leer en otra nota.

OTSUCHI, JAPÓN - 14 DE MARZO: Una vista general de lo que quedó de Otsuchi, Japón, después de que un tsunami arrasara la estación de servicio que causó un incendio y quemó toda la ciudad.
OTSUCHI, JAPÓN - 14 DE MARZO: Una vista general de lo que quedó de Otsuchi, Japón, después de que un tsunami arrasara la estación de servicio que causó un incendio y quemó toda la ciudad.
Photo by Toshiharu Kato/Japanese Red Cross/IFRC via Getty Images

Nueve años después del devastador terremoto, la esperanza regresa a Otsuchi. Además de la réplica del municipio en el centro comunitario, recientemente se ha abierto una biblioteca y un museo en un esfuerzo por ayudar a las personas a aceptar el pasado.

La reconstrucción de la ciudad también está en curso en Otsuchi, y el progreso ya es notable; Se han construido nuevos edificios y se han restaurado las infraestructuras clave.

La exhibición especial de la llama de la recuperación en el Tsunami Recovery Memorial Park.
La exhibición especial de la "llama de la recuperación" en el Tsunami Recovery Memorial Park.
Tokyo 2020 / Uta MUKUO

La llama de la recuperación

La llama Olímpica llevará un mensaje de esperanza a las áreas afectadas por el desastre, como Otsuchi, a través de una gira especial de la 'llama de recuperación' que abarcará las prefecturas de Miyagi, Iwate y Fukushima en la región de Tohoku.

La exposición comenzó en el Tsunami Recovery Memorial Park en la ciudad de Ishinomaki, Miyagi, que era una zona residencial antes del desastre de 2011. Se espera que el parque se complete el próximo año.

"La llama mostrará el estado de recuperación de las tres prefecturas a personas de Japón y del extranjero", dijo el presidente de Tokio 2020 MORI Yoshiro en la ceremonia de inauguración de la exposición. "Representa el apoyo a las áreas afectadas por desastres donde las personas aún se enfrentan a muchas dificultades".

"No olvidaremos las lecciones que obtuvimos del Gran Terremoto y Tsunami del Este de Japón de 2011, donde sufrimos una gran pérdida", agregó el Ministro de Reconstrucción, TANAKA Kazunori.

OTSUCHI, JAPÓN - 12 DE JUNIO: Escombros dispersos en Otsuchi, Iwate, Japón, después del devastador terremoto y tsunami.
OTSUCHI, JAPÓN - 12 DE JUNIO: Escombros dispersos en Otsuchi, Iwate, Japón, después del devastador terremoto y tsunami.
Kiyoshi Ota/Getty Images

Los residentes de la ciudad de Ishinomaki también fueron al parque para ver la llama Olímpica.

“Después del terremoto vivimos momentos realmente angustiosos. Recibimos mucha ayuda de personas de otros lugares de Japón. Aunque han pasado nueve años, el tiempo se siente corto. Después de ver la llama, pensé "hagamos nuestro mejor esfuerzo", dijo un residente de unos 60 años. "La llama es mucho más genial de lo que pensaba", señaló su nieto, quien nació solo varios meses antes del desastre.

Wojciech Tomanik, ciudadano polaco que vive en Tokio, se encontraba al frente de la fila. Bajo el consejo de su maestro de Kendo, ha visitado repetidamente Ishinomaki en los últimos nueve años para ver por sí mismo cómo progresaban los trabajos de reconstrucción. “Siento que Ishinomaki no se detuvo. Está progresando. A veces vengo y siento este gran movimiento. La gente está volviendo", dijo refiriéndose al dueño de un restaurante que regresó de Tokio después del terremoto. “Muchas personas que viven aquí están conectadas. No quieren desconectarse".

La locomotora de vapor SL Ginga, durante la exhibición especial de la llama de la recuperación en la prefectura de Iwate.
La locomotora de vapor SL Ginga, durante la exhibición especial de la "llama de la recuperación" en la prefectura de Iwate.
Tokyo 2020 / Shugo TAKEMI

El ferrocarril recuperado

La llama Olímpica también se exhibió en el famoso cruce del ferrocarril de Sanriku en en la prefectura de Iwate.

Con un promedio de 800.000 pasajeros cada año, el ferrocarril de Sanriku ha sido un medio de transporte muy importante para la gente local durante muchas generaciones.

KONNO Junichi, de 59 años, ha estado trabajando en la línea ferroviaria durante más de 30 años y recordó lo que presenció después de regresar a trabajar solo dos días después del terremoto. “No esperaba que algunas partes de la estructura del ferrocarril desaparecieran. Incluso esos grandes puentes ya no estaban", recuerda.

Aunque parte del ferrocarril se restauró unos días después del desastre, el servicio no estuvo en pleno funcionamiento hasta 2014. “Cuando se suspendió el servicio, los residentes locales vinieron a limpiar las estaciones y ayudaron con el mantenimiento. Esperaban que el servicio de tren se restableciera lo antes posible”, agregó.

El segundo tren que llevó la llama Olímpica en el cruce fue la locomotora de vapor SL Ginga Express, un ferrocarril que opera en la línea desde 2014, y que fue diseñado por el novelista nacido en Iwate, MIYAZAWA Kenji.

El simbolismo de la llama Olímpica recorriendo la zona antes del comienzo de los Juegos llegó a los residentes de la zona. "Creo que esta llama brillante me ayudará a iluminar mi corazón", concluyó uno de los asistentes.